Johnny Depp y Armie Hammer protagonizan “Lone Ranger”, una del oeste con tintes históricos, acción y humor

Luca Verne. Los Angeles | 28 de junio de 2013

Los viejos westerns han ido perdiendo brillo con el paso del tiempo y la llegada de las generaciones tecnológicas, aunque de vez en cuando regresan a la cartelera con su carga histórica y el sabor de aquella era americana de descubrimientos, con tipos como el Llanero Solitario que acaba de rescatar Disney en “Lone Ranger”.

En la piel del personaje ficticio, nacido en 1933 como parte de un programa de radio, se ha metido el polifacético Armie Hammer, secundado por la figura más explotada en los carteles de la película, la del inigualable Johnny Depp. El protagonista de las varias entregas de “Piratas del Caribe” interpreta el papel de Toro, el indio nativo que acompaña al Ranger de Texas en todas sus aventuras.

Quizá por eso es el personaje central, con una serie de ‘flashbacks’ para contar la historia del célebre agente de la ley en 140 minutos. De hecho, su paso por la alfombra roja en Los Angeles la semana pasada no dejó indiferente a nadie, con hasta 3.000 personas reunidas en las inmediaciones para poder ver a Depp.

Gore Verbinski, el director, sabía que algo así podía suceder como colaborador habitual de Depp y por eso habló con el actor de Kentucky y con Hammer para repartir el protagonismo en la película. “Johnny y yo hablamos sobre ello desde un comienzo”, explicó el director. “Esta película es sobre la química entre Johnny y Armie. Y esta es una pareja única”.

Todo el proyecto comenzó a gestarse durante el rodaje de la segunda entrega de “Piratas del Caribe”, también bajo las órdenes de Verbinski, un hombre que con esta ya lleva cinco colaboraciones con el actor. De hecho, pensó en el personaje de Tonto –como se le conoce en inglés– ya en 2006, un papel que se terminó por materializar muchos años después.

De inicio, tanto Terry Rossio como Ted Elliot, responsables de los guiones de “Piratas del Caribe” se encargaron de darle forma al guión, aunque el tono un tanto sobrenatural del libreto provocó varios cambios sobre la marcha. Aún así, el resultado es una historia con el humor pasivo y característico de Depp al lado de Hammer. EC

Foto cortesía de Disney

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes