La saga suma y sigue, inconmensurable gracias al respaldo de los muchos millones de dólares en taquilla, con sus protagonistas dispuestos a seguir dando guerra entre galeones y calaveras. Este viernes, los Piratas del Caribe presentarán su cuarta entrega, con Johnny Depp como gran estandarte junto al capitán Barbosa —interpretado por Geoffrey Rush— y con una incorporación estrella a última hora que promete unirse a la dinastía para las más que seguras próximas entregas.

Es la española Penélope Cruz, que sobrevivió a un rodaje cargado de espadachines, coreografías y los persistentes rumores sobre su embarazo. Como casi siempre que se trata de la vida personal de la madrileña, el secretismo fue afilado, un celo que ya con su hijo entre los mortales —Leo se llama la criatura— ha perdido intensidad.

Además de la emoción por haberse unido a la franquicia, deja claro su agradecimiento por la mucha ayuda recibida durante el rodaje. “Significó mucho para mi teniendo en cuenta mi estado”, dijo.

Por lo demás, asegura que adaptarse al personaje de Angélica, el nuevo amor del capitán Jack Sparrow y la hija del temible capitán Barbanegra, fue sencillo por los lugares elegidos para grabar. “Ayuda mucho el estar en exteriores de verdad, y mucho el hecho de que casi no pisamos un estudio para la cinta. Incluso llegaron a construir una playa en los estudios Universal. Creí que no había entendido bien por mi inglés, pero cuando entré vi que era real”, comenta entre risas.

Para Cruz, ganadora de un Oscar por su papel en “Vicky Cristina Barcelona”, de Woody Allen, su personaje tiene un alto componente de “imaginación” en un mundo con múltiples elementos españoles.

De hecho, el director de Pirates of the Caribbean, on Stranger Tides”, Rob Marshall, admitió que fue la actriz la que recomendó algunos compatriotas para actores secundarios, en una cinta que en parte se desarrolla en territorio ibérico.

Pero no fue Marshall quien incorporó a Cruz a la saga de los piratas sino el propio Johnny Depp, un viejo conocido de la madrileña tras haber rodado juntos “Blow” en 2001.

“Me sentí como si el rodaje de Blow hubiera terminado el día anterior”, reconoce Depp, pese a que ya han pasado más de diez años. El tipo de química que hubiera habido entre nosotros entonces, se reactivó de forma inmediata y creo que fue una idea increíble el rodar juntos de nuevo”.

Depp, que aún sigue pensando que es un milagro que la gente vaya a ver películas en las que él actúa —en un arrebato de falsa modestia—, explica que está abierto a seguir adelante con una quinta y una sexta entrega de las aventuras de Sparrow, quizá su papel más característico hasta la fecha. “Nunca has terminado del todo con un personaje así. Las posibilidades son ilimitadas”.

No hay noticias, sin embargo, del siguiente rodaje salvo que existe la idea y que están trabajando en un nuevo guión que tenga sentido para el discurrir de la saga., según explicó hace unos días el productor, Jerry Bruckheimer.

Mientras ese momento se hace realidad, Cruz sigue instalada en su vida de cine, a caballo entre Los Angeles y Madrid, los dos lugares en los que se criará su hijo Leonardo, fruto de la relación con el también actor Javier Bardem.

“Será un niño bilingüe”, dice Cruz, siempre reticente a hablar de su vida privada. Asegura, sin embargo que ser madre es lo mejor que le ha pasado en la vida, un sentimiento “tan profundo” que no encuentra palabras para describirlo.

Tampoco tiene problemas en desmentir las noticias absurdas publicadas en torno a su régimen para perder peso de forma abrupta, algo que niega. “He seguido un régimen mediterráneo, pero uno a base de buena comida calórica”, indicó la actriz de Alcobendas.

“Me gusta demasiado la cocina española y la italiana. Intento comer sano, pero no siempre lo consigo”. Ha tenido además la ayuda de dos personas para cuidar a su bebé, algo fundamental a la hora de poder dormir y recuperar la figura para regresar a la gran pantalla.

De momento, ha podido lucir una delgada figura para la premiere de los Piratas del Caribe en Los Angeles, su próximo estreno y su enésimo momento de gloria en un Hollywood que ya tiene dominado desde hace tiempo.

 

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes