Familia

Sus padres provienen de Miochocán (México) y la joven afirma que en gran parte su éxito académico se debe a ellos. “Ser parte de una familia trabajadora te hace apreciar muchas cosas que tal vez otros jóvenes no percatan. Ver a tus padres trabajar duramente día tras día para ser capaces de brindar comida a sus hijos o pagar la renta te hace no solo apreciar sus esfuerzos, si no también estudiar más para recompensarlos y a la vez ampliar mis salidas profesionales cara al futuro. También mi hermana mayor ha sido una gran ayuda guiándome en mis estudios”.

Comunidad

Letisia no solo se ha centrado en los estudios, sino que en su tiempo ha intentado involucrarse en todo aquello que significase un cambio positivo para su comunidad. Así, cuando la organización Big Brothers Big Sisters anunció en Jefferson High School que iniciaría un programa para emparejar a grandes hermanos y hermanas de esta escuela con pequeños hermanos y hermanas de los centros de primaria de alrededor, Letisia no lo pensó dos veces. “Siempre he estado muy unida y agradecida a mis maestros. Cuando Big Brothers Big Sisters me dieron la oportunidad de ayudar a niños de las escuelas de donde yo había salido no lo pensé más. Era una forma de devolver a la comunidad lo que a mi me había dado”.

Randy y Adriana

Tras evaluar la personalidad de la joven y afirmar ésta que no le asustaban los retos, se le encargó que fuera la Big Sister de un pequeño travieso de 11 años llamado Randy Alvarado. “Quedabamos dos horas todas los viernes por dos horas. Primero debía completar su tarea escolar para luego poder jugar.

Tras 8 meses juntos esta Big Sister tuvo un gran impacto en su Little Brother: Randy mejoró sus calificaciones, en especial en la asignatura de inglés, además de contar con la positiva experiencia de contar con una hermana mayor que lo guiará siempre. Randy dejó de ser un Little Brother pues comenzó middle school, y a Letisia se le encomendó un pequeña hermana llamada Adriana Resendiz. “Adriana es muy inteligente, desinhibida y le encanta hablar”. A pesar que las dos jóvenes en seguida hicieron amistad, Letisia sólo pudo ser mentora de Adriana por un corto periodo de tiempo, pues pocos meses después hubo de comenzar sus estudios superiores en la Universidad de Berkeley.

Letisia pero espera que al terminar sus estudios pueda volver a ser la hermana mayor de algún pequeño que así lo requiera.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes