Su materia favorita son las matemáticas aunque también disfruta de la lectura. Como servicio comunitario el joven acude cada lunes al club de su iglesia donde, junto a otros jóvenes, comenta temas de su realidad y realiza retiros con niños con quienes charlan acerca de la familia y de la vida diaria.

Con 17 años este estudiante se encuentra en un año crucial ya que en estos días se decidirá cuál de las nueve universidades a las que ha aplicado lo ha aceptado. De estos centros Ernesto espera que lo admitan en una de sus tres favoritas: Massachuts Institute of Techonogy (MIT), Harvard o University of South California (USC).

Ernesto está seguro la carrera que realizará, Ingeniería Aeronaútica, pues algún día piensa que algún día llegará a ser astronauta. El verano pasado fue seleccionado junto a otros cuatro estudiantes (de entre cien aspirantes del sur de California) para realizar sus prácticas en la base Aeronáutica de Pasadena.

Su pasatiempo favorito es practicar y disfrutar de un buen partido de beisbol —Dodgers es su equipo favorito—, aunque también se entretiene siendo vicepresidente del club MECHA de su escuela.

Para mejorar el nivel educativo en California Ernesto aconseja la contratación de más profesores con una preparación adecuada y credenciales para poder enseñar. También, un menor número de estudiantes por aula ayudaría a una mejor representación académica de los estudiantes. La calidad humana de Ernesto se refleja en querer prestar más atención a los alumnos cuyos grados no son tan buenos, para que no abandonen la escuela y puedan, con una ayuda extra, igualar a otros estudiantes más destacados. A los latinos los aconseja que no sean conformistas y que traten de superarse tanto personal como profesionalmente.

Desde aquí esperamos que Ernesto pueda ver hechos realidad todos sus sueños.
Ernesto siempre ha soñado con ser astronauta y con su espíritu de superación y valentía es muy probable que le veamos algún día en Marte.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes