Las máscaras, algo más que una cubierta de tela…
El deporte de los costalazsos, los piquetes de ojos, las llaves y las patadas voladoras no sería lo que es hoy, si no hubieran aparecido los luchadores enmascarados. Se dice que el primero en taparse el rostro fue el irlandés Gordon “Ciclón” Mackey, quien se hacía llamar “La Maravilla Enmascarada”, pero el primer mexicano en impresionar en esta modalidad fue el “Murciélago Velázquez”, un rudazazazo que hacía sufrir a sus enemigoso en el ring.

Para el público de aquellos tiempos lo que más llamaba la atención eran los gladiadores con máscara, aquellos que ocultaban sus rostros dándole a sus personajes un halo de misterio, de poderío y hasta de divinidad, pero sin dejar de lado el hecho de ser humanos, de carne y hueso, y no como los súper héores gabachos, tan falsos como una green card del Parque McArthur. Así, surgieron auténticos ídolos populares que alcanzaron la gloria dándole vida a personajes como El Santo, Blue Demon, Mil Máscaras, Huracán Ramírez, El Rayo de Jalisco y Tinieblas, por sólo mencionar a algunos.

El Santo: el más grande
Mención aparte merece el “enmascarado de plata”, sobrenombre que se le dio al Santo y quien encarnó a la perfección su papel de defensor de la justicia en la eterna lucha del bien contra el mal. En la década de los 60 la lucha libre alcanzó su máxima expresión cuando saltó de los cuadriláteros a la pantalla grande, dándole al Santo un sitio de honor en la historia del cine nacional. ¿Quién no recuerda al héroe inmaculadamente blanco enfrentarse contra las fuerzas del mal, representadas por vampiros, momias, brujas, invasores del espacio, científicos locos y otros tantos enemigos sacados quién sabe de dónde?

En tiempos más recientes han habido estetas que han conquistado a chicos y grandes, como por ejemplo Octagón, Rey Misterio, Máscara Sagrada y Místico. Pero todos éstos héroes no serían nada si no existieran los del bando contrario, los rudos. ¿Cómo olvidar al “Cavernario” Galindo, Black Shadow, Médico Asesino, Perro Aguayo, la dinastía de los Villanos, El Espectro, Pentagón, El Satánico, y muchos malos más? Ellos también son parte del éxito y del sitio que ocupa la lucha libre mexicana en el corazón de los mexicanos. Hasta pronto.

Para comentarios: [email protected] ó 1 (800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes