Parece el desenlace de una ‘churronovela’ en donde al final todos son felices para siempre. Hubo de todo: acción, drama, comedia, peleas, reconciliaciones y amor.

Todo empezó con un chisme-reportero que al no tener nada qué hacer, pues se le ocurrió la brillante idea de aplatanarse en el lobby del hotel donde se encontraban los jugadores después de un partido en Monterrey, pendiente de cualquier resbalón de alguno de ellos.

Después ya sabe lo que pasó y las opiniones se dividieron: por un lado la turba enardecida pidiendo un castigo ejemplar para los desenfrenados seleccionados, y por el otro los que defienden su derecho a hacer de su vida un papalote durante su tiempo libre.

Ambos lados tienen su parte de razón. Los jugadores, al ser atletas y figuras públicas se deben andar con pies de plomo. Pero eso de andarse cuidando de hacer algo “indebido” ha llegado a tal extremo que coloca a los jugadores en una situación harto incómoda, además de sentirse vigilados en todo momento por los cazadores no de noticias, sino de chismes de lavadero.

Luego del borlote que se armó, los sancionados alzaron la voz y amenazaron con desertar de la selección al parecer hastiados de que se les cargue la mano solamente a ellos.

¿Y qué pasó? Sencillamente que después de la tempestad vino la calma; luego de los platos rotos y las trompadas llegó la reconciliación, o lo que es lo mismo, apareció “don dinero” para aplacar la rebelión. Y no es que hayan comprado a los sublevados, más bien ellos y los dirigentes se dieron cuenta de que en estos momentos se necesitan para seguir engordando a la “gallina de los huevos de oro” (la Selección).

Para el duelo del Tri ante Venezuela el próximo 12 de octubre, las entradas en Ciudad Juárez no se estaban vendiendo, tal vez porque el equipo iba sin sus máximas estrellas. Al final, los sancionados, encabezados por Rafa Márquez y Gerardo Torrado, llegaron a un acuerdo con los efectivos de la Federación. Pero, ¿qué va a pasar con Néstor de la Torre? ¿Se va o se queda? Esta historia continuará…

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes