La cuestión era soltarlos. Dejarlos jugar a lo que saben. De esto sabe mucho Memo Vázquez, quien conoce desde niños a muchos elementos del equipo que ahora destaca en el Torneo Apertura del fútbol mexicano.

La combinación ha surtido efecto. Los de experiencia como Palencia, Leandro y Verón las corren todas. Los canteranos que entran a la cancha lo hacen desinhibidos y descarados. Hoy, los universitarios son líderes de la tabla general con cinco triunfos y tres empates.

De acuerdo al estratega –un puma de corazón– la diferencia de cuando el equipo era dirigido por el “Tuca” Ferreti, es que hay más flexibilidad. Cuando Leandro Augusto, Juan Carlos Cacho o Dante López no están en la cancha, echa mano de lo que tiene pero sin miedo, confiando plenamente en su capacidad. Y los pumitas han respondido, Javier Cortés y Carlos Orrantia juegan bien y meten goles, o abren espacios para que Martín Bravo y Dante se hagan notar en la ofensiva.

Da gusto ver la filosofía puma en acción. Los felinos han sido desde siempre un semillero del fútbol nacional. Desde que en 1962 Renato Cesarino cambió la estructura del equipo para apoyarse en sus fuerzas básicas, del Pedegral han salido grandes jugadores o han desfilado por allí otros notables con la piel azul y oro.

Hugo Sánchez, Alberto García Aspe, Claudio Suárez, José Luis “Pareja” López, Luis García, Manuel Negrete y Jorge Campos. Y como olvidar a los que llegaron de otros rumbos como el gran Cabinho, Ferreti, Muñante o Marioni, por solo mencionar algunos.

Partido a partido los felinos se han visto con la misma intensidad en casa o de visitantes. Eso les ha valido para llevar más de un año sin perder en su reducto del Olímpico 68. Todavía les quedan partidos bravos, pero tienen con qué responder a las exigencias.

Con seis títulos de liga en su historia, este joven equipo tiene hambre de más. El torneo pasado se quedó en semifinales cuando cayó con Monterrey luego de llegar a la liguilla como el último invitado. La revancha está en el horizonte. Mientras, con el “Goooyyaaa” retumbando en las gradas, los felinos parecen ir por buen camino. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes