Pepe Penales. Los Angeles | 26 de marzo de 2012
 

La trifulca sigue en el seno poblano. Desde que dos grupos de poder se trenzaron en un toma y daca desde hace varios años, no hay paz en las instalaciones de La Franja.

 

Cuando un matrimonio se la pasa a la greña todo el tiempo por lo general los hijos son los más perjudicados, los que sufren en silencio y los que en muchas ocasiones crecen con el ánimo y la autoestima hechos trizas. Haga de cuenta que pasa lo mismo en la institución camotera, donde el que termina por pagar los platos rotos es el equipo.

 

Desde que subieron a Primera en el 2006 con el “Chelís” al mando, el pleito entre los de arriba seguía su marcha, incluso poniendo en entredicho la final de ascenso ganada por Puebla sobre los Dorados de Sinaloa.

 

Pero desde ese entonces hasta el día de hoy todo se convirtió en una ensalada de locos. Siempre que hay malas noticias surgen los nombres de siempre, los Henaine, los Fernández, los Bernat y los Maurer. Todos apuntando el dedo acusatorio hacia otros, en vez de hacerse un examen de conciencia y no traer al equipo como trapo de cantina.

 

El descontrol es total y salió a la luz una supuesta amenaza de paro de salarios si los jugadores no componen la situación en la cancha. No, la solución está más lejos de lo que parece y mientras, el equipo está encajonado en el antepenúltimo lugar de la tabla con la guillotina pendiendo de un hilo.

 

Nadie sabe cuándo ni cómo terminará esta situación. Por lo pronto ya tienen un nuevo chivo expiatorio, el uruguayo Daniel Bartolotta, a quien con solo 6 partidos por jugar no se le puede pedir nada más que su presencia en el banco del técnico.

 

Los ánimos están caldeados. Se ve venir otra limpia en la plantilla. Y tal vez la llegada de otro entrenador. Pero si los de pantalón largo siguen de tercos con su guerra de poderes, se repetirá la misma historia.

 

Mientras no haya un cambio de fondo que le dé a la institución valor, respeto y profesionalismo, cosas que se ganan con trabajo y honestidad dentro y fuera de la cancha, pues está cañón esperar cambios positivos. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes