Pepe Penales. Los Angeles | 2 de marzo de 2012
 

Una gran bomba mediática. Esa fue la primera impresión tras el anuncio de que el holandés Johan Cruyff llegaba a las Chivas, no como técnico sino como asesor deportivo.

 

Así se las gasta Jorge Vergara. Le gusta jugarse el todo por el todo. Pero a diferencia de tantas metidas de pata, parece que ahora sus buenas intenciones pueden dar frutos.

 

El tulipán es un referente en el mundo del fútbol. Ha sido un brillante jugador, entrenador y asesor, casi siempre relacionado a los dos clubes de sus amores: el Ajax y el Barcelona. A estos les ayudó a reestructurar el sistema futbolístico desde sus fuerzas inferiores, con grandes resultados.

 

El “Flaco” entendió a la perfección el sistema creado por Rinus Michels, cuando éste era su técnico en el Ajax y en la selección naranja: posesión de balón y un diagrama arriesgado pero muy ofensivo basado en una formación 3-4-3.

 

Cruyff ha dicho que el proyecto del chiverío le entusiasma. Serán tres años de contrato en los que intentará cambiar la filosofía del Rebaño, poniendo énfasis en la cantera y la mentalidad de los jugadores.

 

Al menos parece estar en el mismo canal de Vergara, siempre y cuando el patrón no empiece a meter su cuchara en el trabajo del holandés. Johan lo ha dicho, es él quien decidirá. Habrá que verlo.

 

Lo cierto es que los cambios se avecinan. Por lo pronto, el actual presidente deportivo, el Dr. Rafael Ortega, no tarda en presentar su renuncia o pasar a ocupar únicamente su puesto como jefe de servicios médicos. Hasta Nacho Ambriz está sintiendo pasos en la azotea. Y los jugadores también estarán bajo la lupa.

 

Pero más bien los cambios serán de fondo. Hay que cambiarle el chip a los jugadores. Cruyff ha dicho que los logros se consiguen de a poco, con trabajo y preparación. Aunque para nadie es un secreto que el equipo necesita dos o tres refuerzos de peso de manera urgente.

 

Pero ojo. Si se quieren buenos resultados, el trabajo se tiene que hacer de cerca, en la cancha, con los jugadores, con los asistentes. Y si es cierto el rumor de que Johan dará instrucciones por teléfono desde el otro lado del charco, entonces todo se podría reducir a que su nombramiento fue simplemente una bomba mediática y nada más. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes