Goles son amores, dice la frase. Por eso Javier Hernández tiene embelesados a mexicanos e ingleses. Entrando ya de cambio, ya de titular, el número 14 de los Diablos Rojos es por el momento el segundo goleador del equipo con 16 anotaciones, atrasito del búlgaro Berbatov y por delante de Rooney.

Es el consentido del plantel. Ferguson lo calificó recientemente como “un chico excepcional”, y su hambre de triunfo cuando pisa el césped rinde a compañeros y público que se le entregan cuando estremece las redes. Lleva siete meses con el equipo y ha marcado en todos los torneos: la Premier, la Champions, la FA Cup, la Carling y la Community Shield.


Cuando entra de titular el promedio de minutos que se tarda en anotar es de 26 minutos, 8 más que cuando entra de cambio. Su incisivo olfato goleador lo pone donde hay que estar. Las crea, las busca y las define, requisitos indispensables para un goleador de raza.


Su producción no baja cuando se pone la verde… o la negra. Los 14 goles que lleva con la selección lo ponen como aspirante a romper la marca de Jared Borgetti, que con sus 46 pepinos es el máximo anotador en la historia del Tri. Esto se puede dar si Hernández se mantiene con la selección los mismos años que el “Zorro” de Culiacancito, 10 en total. El propio Jared dijo alabar a Javier y afirmó que tiene todo para superar su marca.


Las oportunidades pintan bien para el delantero tapatío, con la Copa Oro y la Confederaciones en el horizonte para sumar en partidos oficiales, mientras que con el Manchester lo esperan la liga y los cuartos de final de la Champions.


La pólvora no se le ha terminado a la joven estrella, pese a que todavía no es titular indiscutible con el cuadro de Old Trafford. Sir Alex Ferguson lo ha llevado de a poco con la esperanza de que descargue todo su potencial cuando llegue el momento de darle todo el peso del ataque. Es allí cuando se verá si este chícharo de veras es un garbanzo de a libra con un lugar en la historia. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes