Pepe Penales. Los Angeles | 4 de mayo de 2012

El éxito le llegó temprano a Pep Guardiola. A sus 42 años ya dejó una huella indeleble en la historia del barcelonismo. Luego de 4 años al frente de la máquina blaugrana y colmado de títulos –13 de 18 posibles, sin contar con la final de la Copa del Rey que disputa el 25 de mayo contra el Athletic de Bilbao– dijo adiós, aunque muchos piensen que se trata de un “hasta luego”.

Todo cambio genera incertidumbre y más cuando los protagonistas están en la cúspide. Pero el de Santpedor necesitaba un respiro y si hay algo que lo ha definido como persona y como profesional, es saber dar el siguiente paso sin trastabillar.

Lo que tiene a varios en vilo es qué pasará con el equipo catalán cuando Tito Vilanova se apodere del banquillo de técnico. Hasta qué punto se echará de menos la mano de Guardiola en el manejo del plantel y si éste seguirá actuando como una orquesta bien afinada bajo la batuta de un nuevo director.

El reto es enorme para Tito. Tiene a los mismos jugadores, pero habrá de convencerles de que ahora él llevará las riendas. Pep lo hizo en su momento y no le tembló la mano para deshacerse de grandes luminarias como Ronaldinho, Eto’o, Henry e Ibrahimovic, que no encajaban en su filosofía dentro y fuera de la cancha.

Es el fin de una era, pero no echarán por la borda todo lo sembrado por el nombrado mejor entrenador del año en dos ocasiones (2009 y 2011). Si se siguen nutriendo del talento que sube de sus fuerzas inferiores y si mantienen una rotación equilibrada que entienda y ejecute la idea planteada por Johan Cruyff y continuada por Van Gaal, Rijkaard y el propio Guardiola, el camino no luce tan empedrado.

En cuanto al nacido en Catalunya, él mismo señaló que de su futuro no sabe qué va a pasar y que se va del Barça en paz y dejando muchos afectos.

Puras especulaciones respecto a su regreso. Unos lo ven viajando a Italia, otros en Inglaterra y otros más lo piden para dirigir a Brasil. Pero los más optimistas tal vez lo vean ocupando el lugar de Del Bosque al frente de la Furia Roja. Cualquier cosa es posible, solo el tiempo lo dirá. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes