El equipo blanco de la capital española parece estar decidido a quitarle la corona al Barcelona. Su comienzo en la liga ha sido espectacular con 9 victorias y 2 empates. Parece ir por buen camino, pero tiene una espina clavada que no lo dejará tranquilo hasta cobrar venganza.

Las cuatro derrotas en fila ante el Barza en el clásico español es una cuenta pendiente que los merengues quieren cobrarse a como dé lugar. La oportunidad la tendrán este lunes 29 cuando se vean las caras con el Barcelona en un repleto Camp Nou.

Esta vez, armado hasta los dientes con figuras que ya están desquitando el millonario sueldo que perciben, como Cristiano e Higuaín, y con las atinadas contrataciones de Ozil y Di María que se unieron a los confiables Kaká, Casillas, Ramos y Khedira, el equipo merengue luce imbatible.

En once jornadas el Real le ha pasado por encima a sus rivales y parece haber recuperado más aplomo con Mourinho en el banco de entrenador. Pero a la hora de un clásico las estadísticas quedan de lado y entran en juego otros factores. Contra el acérrimo rival hay que jugarse el honor, la piel y hasta el alma. Nada de concesiones.

sergio ramosDel otro lado está el equipo catalán liderado por un encendido Messi y apuntalado por el demoledor David Villa que, con el genio de Iniesta en el mediocampo y la furia de Puyol en el fondo, está luchando palmo a palmo con el Real por la supremacía de la tabla general.

En el nombre de los involucrados es donde radica el atractivo principal del derbi español. Será un manjar a los ojos del aficionado ver en el terreno de juego a tanto talento junto. Ver en acción la potencia y velocidad de los elementos del Real contra la magia y el desquiciante control de bola de los blaugrana, eso sin contar con el duelo de voluntades y cerebros que librarán Guardiola y Mourinho en la estrategia.

Pareciera que esta vez el Madrid se ve más sólido y dispuesto a sacudirse la hegemonía de los catalanes. Pero no deben confiarse demasiado, porque el rival jugando en casa y con Messi inspirado puede ser suficiente para sepultar sus aspiraciones de revancha.

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes