David Beckham invertirá su dinero en un equipo que tendrá su sede en la ciudad de Miami. Uno de sus socios podría ser LeBron James

Pepe Penales. Los Angeles | 7 de febrero de 2014

Le salió el espíritu empresarial a David Beckham. Se acaba de retirar de las canchas de fútbol con 38 años a cuestas pero sigue cobrando en otros rubros.

Al astro inglés le llueven ofertas para promocionar productos comerciales. Su buena pinta le ha servido para verlo modelando relojes caros, trajes de corte fino y hasta en ropa interior. Su imagen vende y él ha sabido aprovechar el revuelo que causa, sobre todo entre las féminas.

La ex estrella del Manchester United, Real Madrid, Milán, L.A. Galaxy y Paris St. Germain parece que no se aleja definitivamente del fútbol y para darse un lujo, un gusto, una inversión o como quiera llamarle, Becks hizo buena su opción de comprar un equipo de fútbol en la liga estadounidense.

Miami será la sede de su nueva adquisición. Se aventó a lo grande el inglés, ya que tendrá que desembolsar 25 millones de dólares por la nueva franquicia y otro tanto para construir un estadio y contratar a jugadores que le den forma al plantel. Aunque hay que aclarar que el ahora empresario piensa pedir la ayuda de algunos socios. Entre ellos destaca su amigo, el basquetbolista LeBron James, otro que nada en dinero.

Hay que ver cómo le resulta la tirada al grupo inversionista. Miami tuvo de 1998 al 2001 al equipo Fusion, pero ante el escaso interés del público tuvo que desaparecer. Beckham está convencido de que tendrán éxito. Para ello tendrá que llevar a jugadores de renombre, esa puede ser la clave del éxito o fracaso de esta aventura. Beckham comentó que ya existe el interés de algunos jugadores, sin especificar nombres.

El también modelo debe tener en claro que una cosa es promocionar partidos internacionales en esa ciudad y otra tener a un conjunto local que pueda encender la llama del fútbol soccer y hacerle un poco de competencia al Heat en básquetbol y a los Delfines en fútbol americano.

Beckham no se duerme en sus laureles, le está dando movimiento a sus millones y el fútbol en Estados Unidos es un mercado emergente que está creciendo cada vez más. Pero no deja de ser una apuesta que tiene sus riesgos. EC

 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes