Humectante natural: La miel es un humectante natural porque retiene la humedad. Cuando se usa en tratamientos de belleza, las propiedades de la miel ayudan a mantener la piel humectada, suave y elástica, además de hacerla lucir más joven.

Ideal para pieles sensibles: La miel natural no irrita la piel, característica que la hace ideal para elaborar productos de belleza para pieles sensibles.

Bálsamo limpiador: La miel es un bálsamo para la piel. Contiene ceras, azúcares y pequeñas cantidades de minerales. Al ser aplicada sobre la piel limpia como una máscara facial, sella la humedad. ¡Y es una fabulosa loción limpiadora de la piel!

Antioxidante protector: Las propiedades antioxidantes de la miel ayudan a proteger la piel de los daños que producen los rayos solares, y en la recuperación de la piel reseca y dañada.

Antibacterial: Según la publicación, Natural Beauty at Home la miel contiene propiedades antibacteriales y antisépticas que son útiles para tratamientos contra el acné.

Multiusos: La miel es el mejor tratamiento para el cuerpo, desde los pies a la cabeza, gracias a sus propiedades que ayudan a limpiar el cutis y hasta humectar el cabello. La miel también tiene propiedades calmantes.

Producto sano y natural: Tu cuerpo absorbe un sesenta por ciento de lo que le aplicas. La miel es un humectante natural que no contiene aditivos ni preservativos. La miel es el único producto que viene directamente de la naturaleza.

Información proporcionada por Nacional Honey Board

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes