Verifique su estado y el de sus acompañantes. Si hay lesionados llame de inmediato a los servicios de emergencia.

Si hay un herido no lo mueva, a menos que esté en peligro inmediato. Si los ocupantes de su vehículo están bien, averigüe el estado del o las personas del otro auto involucrado. Precaución: No salga del auto intempestivamente, otro vehículo podría atropellarlo.

Llame a la policía. Si alguien necesita atención médica o si el accidente causó daños por más de $500, debe llamar a la policía. Pero aunque el accidente haya sido menor, debe llamar a las autoridades, ya que luego podrían aparecer daños o lesiones que lamentará no haber reportado.

Vaya a un lugar seguro. Si el vehículo aun se puede manejar y todos sus ocupantes están bien, muévalo a un lado de la vía, lejos del tráfico. Luego, aléjense del auto.

Llame a su compañía de seguros. Siempre tenga a la mano la tarjeta vigente de su seguro. Si no la tiene o está vencida, será multado por la policía.

Reúna e intercambie información. Hágalo con los involucrados en el accidente y con los testigos voluntarios. La información incluye el registro del auto, datos del seguro, licencia de manejo y matrícula del auto, así como nombres y números de teléfono. Si es posible, tome fotos de los autos involucrados, del lugar del accidente, etc.

No admita ninguna culpa. Si es culpable o no, evite caer en discusiones con el otro automovilista. Nunca admita que usted tuvo la culpa, deje que sean las autoridades competentes las que determinen esto.

Si es de noche, tenga cuidado. Prevenga el tráfico usando antorchas de emergencia y/o triángulos reflectivos. Encienda las luces intermitentes de su auto, si aun funcionan. Si existen fugas de líquidos flamables, no use las antorchas de emergencia o colóquelas lejos del auto accidentado.

No acepte “arreglos”. Evite aceptar cualquier tipo de arreglo o proposiciones del otro automovilista, tales como dinero en efectivo, un cheque o la promesa de que le arreglarán su auto en determinado taller.

El poder irse del lugar depende de la condición del vehículo. Quizá el auto se pueda manejar, aunque se le recomienda no tomar riesgos y llamar a una grúa. EC

Para más información: [email protected] ó 1-800-242-2527 

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes