Infórmese. Lea su manual de propietario con el fin de familiarizarse con su auto, siga el ciclo de mantenimiento sugerido por el fabricante.

No se apresure. No deje su vehículo en el primer taller que encuentre.

Busque un taller antes de necesitarlo. Cuando no se está apurado, se suelen hacer mejores decisiones.

Pida referencias. Pregunte a amigos, familiares y compañeros de trabajo que hayan recientemente solicitado los servicios de un taller mecánico. Si están contentos con el servicio de equis taller, es muy probable que usted también lo estará. Luego, haga saber al taller elegido que fue recomendado por un cliente satisfecho.

Busque un establecimiento limpio y organizado, y que cuente con equipo moderno.

Busque en el taller otros autos como el suyo. Cada establecimiento se especializa en reparar diferentes marcas y modelos, lo que significa que posiblemente tengan experiencia, capacitación y equipo especializado en su automóvil.

Verifique la licencia. Para este fin, visite el sitio de internet del Departamento de Asuntos al Consumidor: www.autorepair.ca.gov. Ahí puede verificar la licencia, revisar su historia de quejas y averiguar si hay alguna acción disciplinaria en su contra. La licencia debe estar a la vista de los clientes.

Conozca sus derechos

La Ley de Derechos del Motorista de California debe exhibirse en un cartel a la vista de los clientes. Éstos incluyen:

•Un presupuesto por escrito de acuerdo al trabajo de reparación, otorgado antes de realizar cualquier labor.
•Una factura detallada por el trabajo realizado y las refacciones utilizadas.
•La devolución de las refacciones reemplazadas, si las solicita.
•Recibir respuestas a sus preguntas por parte del gerente o dueño del taller.

Los empleados deben ser solícitos y amables, y tomarse el tiempo para responder a todas sus preguntas. La garantía, tarifas y formas de pago deben ser visibles y ser explicados para mayor satisfacción. Busque evidencia de calificación de los técnicos, tales como diplomas y certificaciones. No se olvide de llevar registros completos de todos los servicios que le haga al automóvil. Guarde todos los papeles, como recibos, garantías, etc.

Si recibe un buen servicio, recompense al taller con nuevos y futuros servicios. Entablar una buena relación es beneficioso para ambas partes. Si por el contrario, el trabajo realizado no cumplió con sus expectativas, no cambie de taller de buenas a primeras. Hable con el gerente o con el dueño del establecimiento. Bríndeles la oportunidad de resolver el problema y mejorar el servicio.

Para más información: [email protected] ó 1-800-242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes