Los vehículos fabricados a partir de los años 80 contienen un serial compuesto de 17 números y letras, el cual ha sido otorgado por el fabricante con el propósito de que puedan ser registrados e identificados. En esta nueva reglamentación estuvo involucrada la Administración Nacional de la Seguridad del Tráfico en la Carretera (NHTSA), la cual requirió que todos los vehículos a motor que estuvieran sobre la carretera debían contener el VIN de 17 caracteres. Así los primeros vehículos en poseerlos fueron los vehículos modelo 1981.

Puntos a tomar en cuenta

1. El VIN puede encontrarse en el tablero del vehículo, del lado del conductor. Si no lo encuentra allí abra la puerta del lado del conductor y revise si hay una calcomanía con el VIN.
2. Si el VIN no contiene 17 caracteres, asegúrese de que usted ha copiado el número correctamente. Si aún así no tiene los caracteres completos, probablemente el vehículo es un modelo anterior a 1981.
3. Antes de 1981 los VIN variaban entre 11 y 17 caracteres.
4. Las compañías de seguro, las estaciones de policía, bancos y distribuidores de autos deben estar atentos a no cometer errores al copiar un VIN. Cometer un error –aunque sea en un número- puede significar una catástrofe para su propietario.

El VIN en la red

En la actualidad es posible que a través de la Internet usted encuentre información específica sobre el vehículo que desea comprar. Ingresando a las páginas que proveen dicha información usted sólo debe escribir el VIN y obtendrá un reporte básico, el cual no tiene costo. Si desea un reporte detallado del mismo debe efectuar un pago módico que puede ofrecer la siguiente información: daños por accidentes grandes; vehículos rescatados o salvage; daños causados por granizo, inundación o fuego; discrepancias en el millaje u odómetro alterado; vehículos manufacturados fuera de Estados Unidos que no cumplen con los criterios de seguridad y emisión; vehículos considerados “limón”; vehículos designados para renta, taxi o flete y vehículos abandonados o reposeídos entre otros. Cuando vaya a adquirir un vehículo usado es recomendable que primero investigue no vaya a ser que esté adquiriendo lo que comúnmente se llama un “limón” o un carro “salvage”.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes