Medidas básicas

Dado que los niños son impulsivos e impredecibles, los adultos deben tomar conciencia acerca del peligro latente cuando los niños están presentes. He aquí algunas medidas básicas a seguir:
1.-Camine alrededor del vehículo antes de moverlo.
2.-Asegúrese dónde se encuentran sus niños. Si están jugando fuera de la casa, haga que se coloquen en un lugar donde usted pueda verlos antes de mover el vehículo. Si es posible, solicite a un adulto que los supervise en ese momento.
3.-Enséñele a sus niños que un automóvil estacionado puede moverse. Indíqueles que ellos pueden ver el vehículo, pero el conductor dentro del vehículo no puede verlos a ellos.
4.-Considere instalar espejos cruzados que le permitan tener una visión más amplia, detectores audibles, una cámara en la parte trasera del auto, o cualquier tipo de aparato que le permita detectar la presencia de niños antes de moverlo en retroceso.
5.-Enséñele a sus niños que no deben jugar dentro, alrededor o detrás de un vehículo.
6.-Retire todos los juguetes o implementos deportivos del camino de entrada al estacionamiento.
7.-Nunca deje a sus niños solos dentro del vehículo, ni siquiera por un minuto.
8.-Mantenga siempre su vehículo cerrado con llave aunque esté dentro del garaje y no deje las llaves al alcance de los niños.
9.-Al bajarse del automóvil, asegúrese de que sus niños han abandonado el vehículo.
10.-Tome la mano de su niño cuando estén abandonando el vehículo.
Estos sencillos consejos responden al sentido común. Todo padre o custodio de un niño debe tener siempre presente la importancia de la seguridad cuando se trata de asuntos en los que están involucrados los menores de edad. EC

Si desea más información sobre este tema diríjase a www.kidsandcars.org

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes