Lo que no debe perder de vista es que existen diferentes tipos de garantía que cubren las necesidades de cada cliente y del tipo de vehículo que está adquiriendo. En este sentido, es importante que tome en cuenta que la cobertura y tiempo de la garantía dependerá del dinero que usted disponga o de lo que usted desee invertir para disminuir las preocupaciones en el futuro.

Garantías

La mayoría de los vehículos típicamente ofrecen como garantía básica 3 años o 36 mil millas, y 4 años o 50 mil millas para los vehículos de lujo. Esta garantía básica establecida por las manufactureras cubre los defectos y mano de obra de las partes instaladas por el fabricante y algunos accesorios instalados por el concesionario.

Además de estas concesiones, cada día más fabricantes ofrecen garantías para el motor y la transmisión, las cuales cubren más millas o duran más años que la denominada garantía básica. La cobertura de esta garantía empieza una vez que ha expirado la garantía básica y bajo ella quedan protegidos el motor, la transmisión y los ejes. Algo que debe tomar en cuenta cuando le hablen de esta garantía, es asegurarse de cuáles son las partes que cubre y si existe algún deducible o si es transferible en caso de que venda el vehículo.

En el caso de las garantías extendidas se produce un contrato entre la persona que adquiere el vehículo y la compañía que ofrece la garantía, el concesionario de vehículos o fabricante. Según esta garantía el concesionario o fabricante está de acuerdo en pagar por reparaciones específicas que ocurran dentro de la cantidad de millas o tiempo ofrecido.

Las garantías conocidas como “bumper to bumper” o de cobertura total ofrecen la más amplia cobertura y son similares a las garantías ofrecidas por los fabricantes. Según la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission) este tipo de cobertura sólo debe tener una lista pequeña de las partes que no están cubiertas.

Otros tipos de garantías conocidas son las denominadas: garantía de emisión y garantía de corrosión entre otras.

No se confíe

Ha personas que creen que no deben preocuparse cuando tienen su auto asegurado bajo una garantía extendida. Esto no es verdad. Todo automóvil, por muy nuevo que sea, necesita recibir el mantenimiento adecuado. De otra forma, se irá deteriorando poniendo en peligro la vida útil del automóvil y la protección que ofrece la garantía. Además se corre el riesgo de perder la inversión nada moderada que significa la adquisición de un vehículo. Toda garantía requiere que el propietario dé mantenimiento al vehículo.

Si desea más información sobre la garantía de su vehículo, revise el manual del propietario (del vehículo) o diríjase a su concesionario de autos.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes