Diferentes playas, parques y centros recreativos abrieron sus puertas, pero con ciertas restricciones en algunas actividades recreativas

Si algo tenía a la gente al borde de los nervios era no poder salir de paseo o hacer otras actividades recreativas después de tanto tiempo de encierro total o parcial. Pero la normalidad se está recuperando poco a poco luego de soportar el punto álgido de la pandemia.

Muchas playas, parques y museos al aire libre ya están abiertos al público; no todos los lugares en California, ya que los protocolos de apertura dependen de cada ciudad o condado. 

Por ejemplo, en el Condado de Los Ángeles las playas fueron abiertas a partir del 13 de mayo, justo antes del fin de semana del Memorial Day. Allí y en casi toda la costa californiana se vio mucho movimiento de personas. Hay restricciones, ya que solo se permiten actividades como nadar, surfear, correr, caminar o andar en bicicleta; y claro, mantener la distancia física. Los muelles, los malecones (boardwalks) y los estacionamientos siguen cerrados, al menos en Los Ángeles.

Otros lugares abiertos son los campos de golf, los jardines comunitarios y las canchas de tenis, entros otros. Los parques y sitios para hacer senderismo ya están disponibles, también bajo las normas de distanciamiento social, lo que parece ser la regla número uno cuando se trata de las actividades al aire libre. Sitios como Los Angeles National Forest y el Griffith Park ya pueden ser visitados, lo mismo que 24 mercados agrícolas (farmer markets) en el condado angelino.

En el Condado de Orange las restricciones son más leves, aquí los estacionamientos en playas y parques regionales están abiertos pero a capacidad limitada. En Newport Beach, por ejemplo, no parece haber ese problema. Todo parece abierto al público, incluso muchos locales comerciales.

En el Condado de San Bernardino parques y lagos están abiertos al público, así como los senderos y los campos de golf. Incluso el casino Tortoise Rock ubicado en Twentynine Palms abrió sus puertas con algunas medidas de seguridad, como el uso obligatorio de cubrebocas. Uno de los lugares más visitados del año es el Lago Big Bear. Gran parte de su economía depende del turismo, por eso ha reabierto su acceso aplicando medidas de protección para los visitantes. 

En el Condado de Riverside lo mismo, aunque mantienen prohibido el uso de mesas de picnic y área de juegos infantiles, los eventos públicos y la práctica de deportes en grupo en todos los parques. La buena noticia para muchos es la apertura esta semana de los casinos Spotlight 29 y Morongo Resort & Spa, dos populares centros de juegos que esperaban con ansias esta reapertura. EC