Tras quedarse fuera de la convocatoria en el último partido de su todavía club, el Real Madrid, Angel Di María parece destinado a desplegar sus alas fuera del Santiago Bernabeu

Su mister y principal valedor parece que ya se ha cansado. ‘Carletto’ Ancelloti aparecía en la rueda de prensa previa al partido de vuelta de Supercopa de España con sus cejas más dispares de lo normal. En la misma, daba la ‘buena nueva’: “Angel Di María era el que había pedido irse del Real Madrid”.

Esto parece que dicta el final a una historia de amor y odio. Un jugador tan alborotado en la cancha como en los despachos del que, un importante tertuliano decía en la televisión privada española: “Siempre revoluciona los partidos, pero los revoluciona a favor de su equipo”. Di María empezó a causar crispación a raíz de su famoso ‘acomodamiento’ de sus partes nobles en lo que parecía una sentencia.

Pero lejos de serlo, su principal valedor, Ancelloti, ni lo sancionó ni lo vendió. La protección cuasi paterna que dio en ese momento al jugador, hizo que el argentino cuajase los mejores seis meses de su carrera. Imparable e incansable; cuando los partidos duraban más solo se le veía a él en el césped. Con él vinieron la Copa del Rey, la ansiada Décima y su exhibición ante el planeta fútbol en el Mundial.

Sus actuaciones elevaron sus pretensiones. Contaba unos nada desdeñables tres millones de euros -4 millones limpios de dólares– al año, pero quería más. Y se le ofreció. El Real Madrid le subía hasta los 6.6 millones netos al año, pero eso no era suficiente para el argentino, y sus declaraciones tampoco acompañaban: “No sé dónde jugaré el año que viene”, afirmaba poco antes del Mundial.

Al final, otra triste historia de ambiciones innecesarias. ¿Quién se pelea por un millón más cuando tienes seis? Otros también lo hicieron, y no hace mucho: Higuaín, Ozil…, jugadores que antes estaban ante los ojos del mundo y ahora, cobrando más, pero en equipos de segunda fila. El Real Madrid es el club más grande de la historia, y en el 99 por ciento de esa historia no estaba Di María. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes