Existen aproximadamente otros 2.5 millones de dueños que han dejado de pagar sus hipotecas pero aún no han comenzado el proceso de ejecución hipotecaria. Un alto porcentaje de estas viviendas están siendo alquiladas y en muchos casos, los inquilinos no tienen ni idea de que el dueño no está cumpliendo con sus deberes.  Hay muchos casos donde el inquilino se entera cuando el alguacil toca a la puerta para despojarlo.

 

Gracias a una nueva ley que entró en vigencia en mayo de este año –Protecting Tenants at Foreclosure Act– un inquilino que alquila una casa en ejecución hipotecaria tiene ciertas protecciones. Si tienes un contrato de arrendamiento, tienes derecho a quedarte hasta que se vence tu contrato y otros 90 días más. Así que si te quedan 4 meses en tu contrato, puedes quedarte 7 meses (4 meses más 90 días). Si no tienes un contrato y estás alquilando de mes a mes, te puedes quedar 90 días para que tengas suficiente tiempo para encontrar un nuevo lugar donde vivir. Esta ley expira a finales de 2012. Así que si el propietario por ahora está al día con su hipoteca pero deja de pagarla durante los próximos 4 años, aún estás protegido.

 

Pero sí existen ciertas limitaciones muy importantes. Si la vivienda –una vez que pasa por el proceso de ejecución hipotecaria– es vendida a alguien que piensa vivir en ella, sí tienen derecho a cancelar tu contrato de arrendamiento y sólo puedes quedarte 90 días. En muchos casos los nuevos dueños son bancos o financieras que prefieren tener un inquilino por el momento, pero no es así en todos los casos. Si el banco se lo vende a una familia que quiere vivir ahí, entonces tienes que cumplir con el límite de 90 días. También tienes que estar al día con tus pagos de alquiler de propiedad y mantenerte al día. Si tomas la decisión de no pagar el alquiler, tienen derecho a exigir que pagues lo que debes en un plazo de 3 días. Si no lo haces, pueden conseguir una orden legal de desalojo contra ti.

 

En algunos estados, la ley estatal exige que un propietario le notifique al inquilino si entra en ejecución hipotecaria. Pero esto no siempre ocurre. No puedes confiar en la bondad del propietario. Tú como inquilino puedes confirmar si la vivienda está o no en el proceso de ejecución hipotecaria. Puedes visitar el sitio www.RentalForeclosure.com. Ahí simplemente pones tu dirección y te dice si la vivienda está en ejecución hipotecaria o no. Si no confías en este servicio puedes ir tú directamente a la oficina del condado donde está ubicada la propiedad y ver si tienen constancia de un procedimiento de ejecución hipotecaria.

 

Mike Periu, experto financiero, es el editor de www.DINEROyCREDITO.com. Pueden hacerle preguntas ahí. ©2009 EcoFin Media, LLC

 

Vocabulario financiero
2013: Año para el cual se espera que el número de viviendas que comienzan el proceso de ejecución hipotecaria baje a niveles experimentados antes de la crisis económica.

Compartir

Más artículos de interes