Una enfermedad bacteriana causada por un insecto está afectando principalmente a las plantas de cítricos

También conocida como enverdecimiento de los cítricos, la huanglongbing (HLB) es una enfermedad bacteriana de las plantas que, aunque no es peligrosa para los humanos, destruye la producción, apariencia y valor económico de los árboles de cítricos así como el sabor y jugo de su fruto. Este mal es causado por un insecto llamado psílido asiático.

El Programa de Prevención de Plagas y Enfermedades de los Cítricos, a través de su sitio web informa que es el padecimiento, a nivel mundial, más destructivo de las plantas de cítricos y una vez que un árbol está infectado, no tiene cura. Los árboles enfermos producen frutos amargos, incomibles, deformes y, con el tiempo, mueren. La HLB ya ha destruido la producción citrícola en varias regiones del mundo, incluida  Florida y Texas.

La enfermedad está presente, desde hace dos años, en Valle Central y en varias ciudades del sur del estado. En consecuencia, el Departamento de Alimentos y Agricultura de California, ha ordenado una cuarentena interna en zonas donde se ha encontrado el insecto portador del mal, y está aplicando tratamientos para controlar la infestación en las zonas de alta prioridad.

Varias agencias están trabajando en conjunto para incrementar el monitoreo y colocación de trampas. Además, la Junta de Investigación de los Cítricos de California tiene laboratorios de diagnóstico en varios puntos del estado con el fin de hacer pruebas en gran volumen a psílidos y muestras de árboles para detectar la HLB.

El programa exhorta a los propietarios de árboles de cítricos a inspeccionarlos con frecuencia en busca del insecto dañino, ya que hacerlo es la primera línea de defensa. También recomienda comprar plantas de viveros de prestigio con licencia de operación en la zona. Conjuntamente, advierte que es peligroso transportar plantas de cítricos fuera de las áreas en cuarentena así como traerlas a California de otros estados o países.

La enfermedad y el insecto portador son una amenaza para cultivos y agricultores locales de quienes se depende para tener cítricos frescos y sanos en todo el estado. Pero principalmente, es un peligro latente para el Valle Central y su economía porque gran parte de la población genera sus ingresos del trabajo que realiza en el campo.

Para mayores informes consulte www.peligrancitricosencalifornia.com

Más artículos de interes