Orugas tejedoras de césped —Los daños que causan son peores a finales del verano. Se caracterizan por la formación de telas en las hojas de césped, o secciones circulares de color pardo.

Gusanos cogolleros —Se alimentan de las hojas del césped, provocando secciones muertas en forma circular o irregular. Una plaga severa puede privar de follaje al césped en cuestión de días.

Gorgojos de cereal —Es la plaga más destructiva que ataca al césped conocido como “St. Augustine”. Entre los signos de infección figuran las secciones pequeñas y redondas de césped pardo-amarillento. Si no se controla esta plaga, pueden morir grandes extensiones de césped.

Gusanos blancos —En primavera viven a pocas pulgadas de la superficie, alimentándose de las raíces del césped. A principios del verano, se transforman en escarabajos adultos, y algunos, como el japonés, pueden dañar los rosales, árboles y otras plantas del patio o jardín.

Grillos cebolleros —En su búsqueda de alimentos pueden extraer las raíces del césped, el cual adopta un color amarillo antes de morir.

Un césped saludable y vigoroso confronta pocos problemas. Siembre siempre variedades de césped resistentes a los insectos, y apropiado para el clima donde usted reside. La prevención del daño ocasionado por los insectos es ahora más fácil que nunca. Bayer Advanced Complete Insect Killer for Soil & Turf, con su fórmula única de dos vías, controla los insectos más destructivos que operan sobre la tierra, y controla los insectos subterráneos hasta por tres meses, y todo en una misma aplicación. Para obtener más información, visite el sitio Web www.bayeradvanced.com o llame al número telefónico 1-877-BAYERAG.

Información proporcionada por Contexto Latino

Compartir

Más artículos de interes