Louis Barajas. Los Angeles | 26 de enero de 2012

 

Todos hemos oído hablar de la “nueva jubilación”, la combinación de trabajo y relajamiento que muchos de nosotros suponemos que llegaremos a tener algún día. No esperamos que el retiro sea completamente de ocio. Si bien esto se está convirtiendo en una cuestión cultural entre los “Baby Boomers” (personas nacidas entre 1946 y 1964), es interesante ver que ciertas hipótesis financieras no han cambiado con el tiempo.

 

En particular, hay dos errores financieros que estas personas pudieran cometer y que podrían ser económicamente perjudiciales para su futuro:

 

1. Suponer que la jubilación tendrá una duración de 10 a 15 años. Históricamente, la jubilación ha tenido ese tiempo de duración. Pero cuando el Seguro Social fue creado en 1933, el estadounidense promedio podía anticipar que viviría hasta los 61 años de edad. Para el año 2005, la esperanza de vida había aumentado a 78,1 años.

Sin embargo, muchos pueden vivir mucho tiempo más. La población de personas centenarias en los EE.UU. está creciendo rápidamente. En el 2005, la Oficina del Censo calculó que habían 71,000 y anticipa que para el 2020 la cifra aumentará a 241,000. Asimismo, se espera que habrá 7.3 millones de estadounidenses de 85 años o más en 2020.

Teniendo en cuenta las reformas de salud de la administración de Obama, podríamos ver un nuevo impulso en la longevidad general estadounidense en la próxima generación. Este sería el resultado: todos los años aumentaría la posibilidad de que su jubilación pueda durar 20 ó 30 años … o más. Así que, suponiendo que sólo necesitará el valor del dinero de su jubilación por 10 ó 15 años puede ser un gran error.

 

2. Arriesgar poco. Nuestro apetito por el riesgo disminuye a medida que envejecemos, y con razón. Sin embargo, puede ser peligroso renunciar completamente a correr riesgos.

Aferrarse a su dinero de jubilación es sin duda importante, pero también lo es su ingreso de jubilación y la calidad de vida. Hay tres cuestiones financieras que pueden afectarle en estas dos áreas: los impuestos, los costos del cuidado de la salud y la inflación.

¿La inflación mínima que hemos visto en el inicio de la década de 2010 continuará en los próximos años? No cuente con ello. Durante las últimas décadas, hemos tenido una inflación moderada. Lo que pasa es que con el tiempo, su dólar compra menos y menos.

Los impuestos probablemente serán más altos en la próxima década. Por lo tanto, la reducción de impuestos y la inversión con ventajas fiscales han adquirido una gran importancia tenga usted 20, 40 ó 60 años de edad. Por otro lado, los costos de atención médica siguen subiendo.

Cuando se jubile, podría suponer que debe invertir de una forma extremadamente conservadora. Sin embargo, dado el incremento en la esperanza de vida de una persona y el tiempo que dura la jubilación, se tendría que buscar una inversión que crezca y que genere dividendos a corto y mediano plazo.

¿Cómo vislumbra la jubilación en este momento? ¿Ha cambiado el concepto que tenía de la jubilación? ¿Está jubilado y quiere mejorar sus finanzas? Independientemente de la etapa donde se encuentre, es importante evitar errores y proceder con claridad. EC

 

Louis Barajas, experto en finanzas, empresario y autor de libros. Web: www.louisbarajas.com

Compartir

Más artículos de interes