Los beneficios del Seguro Social se otorgan principalmente a los trabajadores jubilados, pero también abarca a otros beneficiarios y cumple con otros propósitos

La Ley del Seguro Social se promulgó originalmente para otorgarle beneficios económicos a los trabajadores jubilados, pero con el paso del tiempo estos beneficios terminaron por abarcar a otras personas, como los cónyuges y los hijos sobrevivientes de un trabajador fallecido, y las personas incapacitadas.

En el caso de la jubilación, la edad para comenzar a recibir pagos del Seguro Social es de 62 años. Los pagos se reciben mensualmente, y la cantidad depende de varios factores siendo los principales los ingresos que haya devengado de por vida y la cantidad destinada al fondo de su seguro.

En los casos de incapacidad, los beneficiarios recibirán sus pagos dependiendo del tipo de beneficio que tenga: Seguro Social por Incapacidad o Seguro de Ingreso Suplementario.
Por otro lado, los cónyuges e hijos de trabajadores fallecidos, pueden ser elegibles para recibir una anualidad que se les entrega en pagos mensuales. La cantidad también depende del historial de ingresos y retenciones del asegurado.

Pero además de otorgar beneficios monetarios a los asegurados, el número del Seguro Social también se usa como forma de identificación para conseguir trabajo y obtener otros beneficios federales. EC

Para más información visite www.ssa.gov/espanol

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes