La primera impresión es brutal. Se trata del gigantesco edificio de la calle Figueroa en pleno corazón financiero de Los Angeles con el distintivo de Union Bank en la cima.

Desde su oficina ubicada en el segundo piso, Leticia Aguilar, Vicepresidenta Senior y Ejecutiva Regional de este imponente conglomerado dedicado a la banca comercial, personal y empresarial, dice que han puesto en la mira al mercado hispano, minoría que ha ido ganando terreno en esta parte del estado.

“Esta institución tiene más de 100 años desde su fundación y es conocida por el excelente servicio que da a sus clientes. Esa es una de las principales características que queremos transmitirle a nuestra comunidad de habla hispana”, enfatizó Aguilar.

De acuerdo a la ejecutiva, Union Bank también ofrece a sus clientes seguridad y confianza de un banco firmemente establecido y que sigue creciendo. “Somos uno de los pocos bancos que estamos agregando sucursales a pesar de los momentos difíciles de la economía”, dijo Aguilar.

Esta institución se mantuvo sólida a pesar del estallido en 2008 de la burbuja en la industria hipotecaria, gracias que no otorgaron préstamos de alto riesgo (subprime mortgage loans), lo que le permitió navegar en aguas tranquilas durante ese turbulento periodo.

Gracias a ello ahora pueden ofrecer a sus clientes préstamos hipotecarios bajo términos muy accesibles. Al respecto, la ejecutiva señaló: “Tenemos un préstamo llamado EOM (Economic Opportunity Mortgage) que es para comprar casa, que requiere sólo un 10 por ciento de parte del prestatario y que tiene tasas de interés de entre 3.75 y 4.75 por ciento. Esto es lo mejor que hemos tenido en 30 ó 40 años”.

Otro de los servicios que Union Bank está poniendo a disposición de la comunidad hispana es su cadena de establecimientos Cash & Save, donde la gente puede cambiar sus cheques y realizar otros servicios bancarios. Estos centros están estratégicamente ubicados en áreas de niveles de ingresos bajos y moderados. “En estas sucursales (once ubicadas en Los Angeles) las personas pueden cambiar sus cheques pagando una baja comisión del 1 por ciento incluso si no son clientes de Union Bank y sus cheques han sido emitidos por otros bancos”, dijo Aguilar.

En otro rubro se ubican los préstamos empresariales que ofrece el banco bajo el programa (Business Diversity Lending, BDL), especialmente creado para pequeñas y medianas empresas cuyos propietarios son, en su mayoría, grupos minoritarios étnicos, mujeres y/o veteranos discapacitados que hayan tenido dificultades para obtener financiamiento tradicional.

En 2009, el programa BDL otorgó más de 1,000 préstamos a empresas elegibles. Incluyendo líneas de crédito y préstamos renovados, así como líneas de reserva de efectivo para empresas, en el 2009 se realizaron más de 6,000 transacciones en total. El programa fomenta la igualdad de oportunidades y fortalece la unión y relación de los diversos grupos sociales en las comunidades en las que Union Bank presta sus servicios. 

También está la parte comunitaria, donde la institución está involucrada con programas de ayuda bajo su propia fundación (unionbankfoundation.com), que otorga dinero a distintas organizaciones no lucrativas que trabajan a favor de las comunidades de escasos recursos, y que cubren áreas tan importantes como la educación y el desarrollo de empleo y urbanización.

Así, con pasos firmes y objetivos claros, Union Bank busca ganarse la confianza del mercado hispano y hacer de esta una relación duradera.
 
Dirija sus comentarios a [email protected].

SHARE

Más artículos de interes