María Rosa | 9 de enero de 2012

 

Comprar una casa no es tan fácil como suena. Incluso si no se trata de su primera compra, conocer el proceso le ayuda a estar mejor preparado. Tome en cuenta los siguientes consejos: 

 

1. Averigüe lo que puede pagar. Antes de empezar a buscar casa, consiga la pre-aprobación para un préstamo. Esto le ayuda a buscar una vivienda dentro del rango de precio que puede pagar. La pre-aprobación también mejora su poder de negociación con el vendedor.

 

2. Trabaje con un experto. Un buen agente de bienes raíces le puede ayudar a encontrar la casa correcta. También le mostrará las propiedades que se ajusten a sus necesidades, presentará su oferta al vendedor y le aconsejará, entre otras cosas, sobre los inspectores de vivienda y las compañías de título.

 

3. Busque la casa adecuada. Piense en donde le gustaría vivir y qué tamaño de la casa que usted necesita. ¿Está buscando una “casa que necesita reparaciones” o prefiere una casa nueva? Al visitar las casas y vecindarios, preste atención a cada detalle. Además de hacer sus propias observaciones, pida a su agente una lista de los valores comparativos de casas en el vecindario para asegurarse de que el vendedor está pidiendo un precio justo.

 

4. Haga una oferta. Cuando encuentre la casa, su agente le ayudará a preparar una oferta. Se trata de un contrato legal que describe la propiedad y su ubicación, el precio ofrecido y el pago inicial. Una vez que su oferta es aceptada por escrito, se convierte en un acuerdo de compra. Incluso si su préstamo está pre-aprobado, asegúrese de que su oferta esté sujeta a la obtención del financiamiento y a que la casa pase la inspección de un inspector autorizado.

 

5. Entregue un “depósito de buena fe”. Puede que tenga que dejar un depósito para demostrar que su oferta es seria. Pregunte a su agente sobre la cantidad apropiada del depósito. Por lo general, ese dinero se acredita de nuevo a su precio de compra o a los costos de cierre.

 

6. Asegure su financiación. Incluso si usted recibió una aprobación previa antes de realizar su oferta, tendrá que obtener la aprobación final de su hipoteca. Si no ha sido pre-aprobado, hay varios préstamos hipotecarios y programas que puedan estar disponibles para usted.

 

7. Encárguese de las inspecciones. Su agente le puede recomendar a un inspector autorizado. Contrate a uno que sea un experto en estructuras y que sepa cómo evaluar defectos ocultos y costosos en cableado, plomería, calefacción y aire acondicionado. Si se encuentra un problema, es posible pedirle al vendedor que ordene hacer las reparaciones necesarias o que le dé crédito si usted es quien se encarga de hacerlas.

 

8. Se ordenará una evaluación. Su prestamista ordenará una evaluación para asegurarse de que el precio que usted ofrece es un precio justo de mercado. El evaluador suele incluir las ventas comparables en el área, tomar fotos y tomar medidas. Usted recibirá una copia de la evaluación como parte de los documentos del préstamo.

 

9. Cierre del trato. Después de que la oferta es aceptada, las inspecciones se han completado y su financiación esté lista, ya es hora de cerrar la transacción. El cierre es cuando todos los documentos finales se firmaron, el dinero cambia de manos y el título de la propiedad pasa a sus manos. EC

 

María Rosa es oficial de préstamos hipotecarios de Bank of America

Compartir

Más artículos de interes