Un proyecto creado por la policía de Bakersfield trabaja con artistas locales para darle otra cara a las calles de la ciudad

José F. Sánchez | 29 de julio de 2013

La Unidad de Prevención del Crimen del Departamento de Policía de Bakersfield tuvo una idea brillante y muy creativa: utilizar el dinero del presupuesto que se les otorga para limpiar el graffiti de las calles para también promover el arte. ¿Cómo? Sencillo, asociándose con artistas locales para crear murales en las cajas de servicios utilitarios.

Se trata de esas cajas metálicas grandes y grises que aparecen en las aceras de las calles. De esta forma los artistas encuentran un espacio donde dejar su huella y sirve también como una medida para alejar o reducir el crimen en zonas conflictivas.

Durante los cuatro años que ha durado el proyecto los resultados han sido muy alentadores. El oficial Tony Martínez y la Directora del Consejo de las Artes de Kern Jeanette Richardson-Parks fueron los encargados de darle forma a esta novedosa idea. “A los jóvenes artistas les encanta porque les proporcionamos un espacio para sus creaciones”, dijo Martínez.

Es una labor donde participan otras organizaciones, como por ejemplo The Bakersfield Californian Foundation, que en el 2012 colaboró con un fondo de 5,000 dólares para comprar pintura y otros materiales que sirvieron para que muchos jóvenes se unieran al proyecto. Gracias a este jugoso aporte se pudieron pintar diez cajas metálicas, que se sumaron a otras quince que habían sido pintadas el año anterior.

Un mural es mejor que una caja llena de graffiti y funciona para mantener a raya a los que pintan mensajes o consignas de tinte pandilleril, esto, por consiguiente ayuda a que las calles luzcan mejor y se sientan más seguras. Por ejemplo, en el parque Martin Luther King Jr, se hizo un gran mural como parte del programa “Stop the Violance” y hasta la fecha no ha sufrido ningún daño.

“Muchos de los jóvenes que pintan en las cajas solo quieren demostrar su arte, debemos intentar motivarlos para que se involucren en programas como éste y se mantengan alejados de los problemas”, comentó a Bakersfield Life el artista local Sebastian Muralles, quien ayuda a los chicos a mostrar su talento de forma legal.

Si quiere ayudar o hacer una donación, llame al (661) 326-3922 o envíe un correo electrónico a [email protected] El programa sigue en marcha. EC

Más artículos de interes