El republicano Kevin Faulconer se convierte en el sucesor en la alcaldía de San Diego de Bob Filner, quien entre acusaciones de acoso sexual abandonó el cargo el pasado mes de agosto

Abraham Velez.

Victoria republicana en San Diego. Victoria, por otra parte, mucho más apretada de lo que se podría imaginar allá por Noviembre (54,5% vs 45,5%). La ciudad del sur de California se convierte así en la más grande de todo el país con un alcalde republicano.

Como decíamos, un resultado en las urnas mucho más ajustado de lo previsto, debido a que, entre otras cosas, lo que ya se ha bautizado como “La Angelización” de San Diego. Esto conlleva dos movimientos contrarios, por un lado el descenso del número de fervientes seguidores republicanos supuestamente por causa de los últimos escándalos y problemas en los que se ha visto envuelto el partido. Por otro lado, el creciente número de votos latinos, los cuales siempre han estado más afiliados a partidos demócratas.

Como consecuencia de esta “Angelización”, el propio Kevin Faulconer reconoce un acercamiento al partido demócrata, parece que preparando el terreno para el futuro. Y es que debido a que su elección en el puesto es debido a la renuncia de Bob Filner, Faulconer deberá verse las caras con los votantes de nuevo en 32 meses.

Quedan varios puntos a tratar. El primero será el City Hall de San Diego, el cuál debe ser rescatado del colapso fiscal. Asunto espinoso, puesto que ya fue tratado por Filner, pero no de la forma más transparente. Un tema, sin embargo, de suma importancia, puesto que es una de las principales preocupaciones de los votantes.

Y mientras tanto, también están en la agenda de trabajo otras medidas centradas en el bienestar de los ciudadanos y en el aumento de su calidad de vida. Medidas como la reparación de calles, el aumento de horarios de librerías o servicios de emergencia. Todos concluyen en que estas medidas se deberían tomar sin escándalos de por medio, no como en el pasado. EC

Compartir

Más artículos de interes