• Alfalfa: Las enzimas que contiene esta planta actúan sobre los almidones, sobre los azúcares, son un emulsionante de grasas y tienen un efecto oxidante en la sangre. La alfalfa contiene una significativa cantidad de proteínas vegetales de alta calidad biológica, lo que permite mantener un sistema digestivo sano, músculos fuertes, y cabellos, piel y uñas en buen estado. La alfalfa se puede ingerir en forma de licuado combinándola con piña, zanahoria u otra fruta de su agrado.

• Tallo de la piña o ananás: Contiene una enzima que facilita la digestión y evita el estreñimiento, ayudando a metabolizar los alimentos. Es un diurético y ayuda a eliminar grasas por medio de la orina. Si se hierven la cáscara y el tronco de la piña en dos litros de agua hasta que estén blandos y luego se toma el agua agregándola miel y limón, evitará los cálculos al riñón porque acelera el funcionamiento de las vías urinarias. Ejerce también una acción antiinflamatoria para la reabsorción de edemas, permitiendo que se normalicen las fibras de colágeno desestructuradas en la celulitis.

• Camilina: Es una planta de alto consumo en infusiones de té conocido como té verde. Es un excelente diurético y estimula la vida de la hormona adrenalina, que permite sacar las grasas de las células y quemarlas, reduciendo así el peso de nuestro organismo. Además, evita la asimilación de azúcares y grasas. La mejor forma de aprovechar de la camilina es en infusión de té.

• Orégano: Facilita la digestión y la expulsión de gases. Tiene notables efectos diuréticos al facilitar la eliminación de los líquidos y el trabajo del hígado. Es una planta que se puede introducir fácilmente en nuestra dieta porque sirve para condimentar una variedad de platos como la pasta, las ensaladas, carne y más.  

 

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes