De acuerdo a estadísticas, hasta 7.5 millones de estadounidenses tienen esta condición, la cual suele aparecer por primera vez entre las edades de 15 a 25 años, sin distinción de sexo, grupo étnico y nivel socioeconómico. La psoriasis puede estar limitada a unas pocas áreas de la piel o puede afectar grandes zonas del cuerpo, aunque por lo general, en la mayoría de personas la condición tiende a ser leve. Las zonas donde aparece con mayor frecuencia es en el cuero cabelludo, las rodillas, los codos y el tronco. Pero también se puede desarrollar en otras partes como las uñas, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los genitales y la cara.

¿Qué la ocasiona?
No se sabe a ciencia cierta qué causa la psoriasis. Sin embargo, se sabe que el sistema inmunológico y la genética juegan un papel importante en su desarrollo. Según investigadores, el sistema inmunológico de alguna manera sobre-reacciona, acelerando el ciclo de crecimiento de las células de la piel. Una célula normal madura y cae de la superficie del cuerpo en un periodo de 28 a 30 días, pero una célula de piel psoriásica tarda solo de tres a cuatro días en madurar y moverse a la superficie. En lugar de caer, las células se acumulan, formando las lesiones psoriásicas.

La psoriasis no es contagiosa. No es algo que se pueda “pegar” o transmitir a otros. Las lesiones no son infec-ciosas. No existen pruebas de sangre especiales o herramientas de diagnóstico para esta enfermedad. En la mayoría de los casos, un dermatólogo u otro especialista examina la piel afectada y determina si se trata de psoriasis. Los factores que desencadenan la psoriasis varían de persona a persona, pero pueden incluir algunos medicamentos, las infecciones, el clima, la dieta y las alergias. También puede desarrollarse en áreas de la piel que han sufrido lesiones o traumatismos, como las vacunas, las quemaduras y los rasguños.

¿Se puede curar?
Actualmente, no hay cura para la psoriasis. No obstante, varios tratamientos pueden reducir la gravedad de los síntomas o eliminar la enfermedad durante largos periodos de tiempo. El objetivo es encontrar uno que funcione de la mejor manera posible con la menor cantidad de efectos secundarios. Su médico le recomendará el tratamiento adecuado de acuerdo a la ubicación y gravedad de sus síntomas.
Entre los tratamientos que se aplican en este tipo de casos se encuentran el uso de medicamentos que se aplican en la piel, los que contienen ácido salicílico, los esteroides tópicos con receta médica o el alquitrán. Pero es muy imortante que usted y su doctor consideren todos los aspectos del tratamiento antes de decidirse por uno.

Para más información llame a la Fundación Nacional de la Psoriasis 1 (800) 723-9166 ó www.psoriasis.org

Para comentarios [email protected] ó 1(800) 242-2527

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes