¿Qué es el glaucoma?

El ojo se encuentra lleno de un líquido transparente que sirve de nutriente a las diferentes partes de este importante órgano. Este líquido se produce en forma permanente y es evacuado por un sistema de drenaje una vez que cumple su función. Cuando la cantidad de líquido que se produce no es la misma que se drena, la presión dentro del ojo se incrementa. Esta presión oprime las fibras del nervio óptico y los vasos sanguíneos que lo alimentan, produciendo daño progresivo. No existen síntomas que puedan manifestar el inicio del glaucoma, de allí lo peligroso de esta enfermedad, pues una vez atrofiadas las fibras nerviosas no se pueden recuperar.

Una amenaza para la visión

Usualmente las personas con glaucoma primero se dan cuenta de la pérdida de visión periférica. Con el tiempo, esta enfermedad también puede dañar la visión central. Desafortunadamente, una vez que los síntomas son detectados, la efectividad del tratamiento disminuye. Cuando la visión se ha perdido no puede ser restaurada.

La American Academy of Ophthalmology advierte que cada persona mayor de 60 años está en riesgo de desarrollar la enfermedad. Además de la edad, la raza puede ser otro factor importante de riesgo. De acuerdo al National Eye Institute, las personas de raza negra tienen cinco veces más posibilidades de desarrollar glaucoma que los blancos, y los negros tienen cuatro veces más posibilidades de perder la visión debido a ello. Por su parte los hispanos son más propensos a desarrollar la enfermedad a partir de los 60 años, a diferencia de otros grupos raciales.

Otros factores de riesgo

• Historial familiar.
• Diabetes.
• Miopía.
• Daños en el ojo o cirugía.
• La ingesta de esteroides. EC

Esta columna no pretende sustituir los consejos que sólo un profesional de la salud le puede dar. Para más información acuda con su médico familiar o visite https://www.preventblindness.org

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes