Sugerencias que le ayudarán en este proceso
Prepárese con anticipación. Aunque no todos los progenitores ancianos están necesitados de mudarse con sus hijos o hijas cuando tienen una edad avanzada, hay muchos que se verán obligados a hacerlo. La preparación anticipada para esta posibilidad puede contribuir a que el proceso sea más fácil de manejar. No espere a que la salud del progenitor se deteriore hasta el punto en que las opciones sean limitadas. Además, la planificación a tiempo le permitirá considerar lo que quieren sus padres, pues esperar demasiado puede limitar su capacidad de expresión y disminuir, como resultado, su calidad de vida.

Trate el tema con la familia. Otra manera de hacer que la transición sea más llevadera es preparar a sus hijos para los cambios que podrían llevarse a cabo una vez que la abuela o el abuelo se muden a su casa. Pídales opiniones a sus hijos, independientemente de la edad que tengan. Al hacerlo, los hará sentir mejor con respecto al proceso. Por ejemplo, en vez de decirle a un niño que la abuela va a ocupar su dormitorio, pregúntele cómo se sentiría si se le pidiera mudarse de habitación, y explíquele la necesidad de que todos se sacrifiquen. Al incluirlos en el proceso de toma de decisiones, les está dando a conocer que sus opiniones son importantes, lo cual es a menudo un problema cuando los padres no hablan del asunto con los niños de antemano.

Ocúpese de garantizar la seguridad en el hogar. Hay ciertas cosas que son seguras para los jóvenes adultos, pero no tanto en el caso de los ancianos. Por ejemplo, con frecuencia los baños son zonas de peligro para las personas de edad avanzada, pues resbalar y caer puede ser desastroso para las mismas. Considere la instalación de barandillas en la ducha para garantizar la seguridad. Otras formas fáciles de hacer más segura la vivienda es usar bombillas de mayor potencia para incrementar la visibilidad, asegurar las alfombras para reducir la posibilidad de una caída, y convertir el salón de la planta baja en un dormitorio, para facilitarle al anciano o anciana la movilidad por la casa, y disminuirle la posibilidad de esfuerzo.
Pero lo más importante, trátelos con respeto y cariño, recuerde que son una parte muy importante de su familia.

Información proporcionada por Contexto Latino

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes