Quién no se siente tentado por los platos principales o los postres, sin contar las bebidas y los entremeses. Si por algo se caracteriza el último mes del año es por la cantidad de reuniones que se celebran por doquier, no solo en los hogares, sino también en los centros de trabajo.

Para quienes mantienen un régimen estricto con las comidas y para los que no cuentan calorías, pero luego sufren el sentimiento de culpa por haber maltratado su cuerpo, a continuación se ofrecen algunos consejos que puede intentar poner en práctica:

Disfrute de una dulce Navidad comiendo mejor

1. Antes de acudir a cualquier reunión prepare su cuerpo ingiriendo un bocadillo rico en proteínas y fibra. Así no se sentirá tentado a comer más de lo que su cuerpo necesita.

2. Vigile las cantidades que ingiere. No desafíe los límites de su cuerpo ingiriendo más de lo que acostumbra comer y tomar. Si cae en los excesos, su cuerpo puede llegar a enfermarse y probablemente deba acudir al médico.

3. Evite la ingesta de grandes cantidades de grasa, alcohol y carbohidratos, sobre todo si no acostumbra a alimentarse de esa manera.

4. Recuerde que las bebidas alcohólicas contienen muchas calorías. Si es de los que cuidan su apariencia física y decide tomarse unas copas, elija las bajas en calorías como el vino o las cervezas ligeras (light). Trate de alternar un vaso de agua con cada bebida. Tenga presente que cuando se ingiere licor algunas personas tienden a consumir más alimentos.

5. Evite permanecer durante mucho tiempo cerca de las fuentes de los entremeses y comida, porque esto puede abrir aún más el apetito.

6. Antes de servir su plato haga un pequeño recorrido por las fuentes de comida y decida cuáles de ellas ingerirá. De esa forma disfrutará de lo que más le apetece sin desbordar su plato. Deje un espacio para el postre.

7. Quienes se ejercitan regularmente probablemente no dispongan de tiempo para esa actividad durante las fiestas. Por tal motivo, los especialistas en entrenamiento y los médicos sugieren que invierta como mínimo 10 minutos para dar una caminata ligera a diferentes intervalos del día. Mucho mejor si después de la cena sale con su familia a dar una vuelta por el vecindario. Será un precioso tiempo que compartirá con sus seres queridos.

Esta es una temporada de júbilo. No se torture a sí mismo contando calorías. Diviértase y disfrute pero con moderación, seguramente usted volverá a su alimentación habitual con la llegada del año nuevo. ¡Cuide su salud y felices fiestas!

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes