Además de la vacuna, ¿qué otras medidas de prevención funcionan contra la devastadora epidemia de gripe que afecta todo EEUU? 

La usual temporada de gripe que comenzó a finales del año pasado se ha convertido en una epidemia de devastadoras consecuencias, y lo peor es que no termina sino hasta el próximo mes de mayo.

Los datos recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecen resultados alarmantes. Tan solo en la primera semana del 2018 se habían registrado siete muertes infantiles asociadas con este brote de gripe, elevando a 20 la cifra de fatalidades en lo que va de la temporada. Las visitas a las salas de emergencias y las hospitalizaciones se han triplicado, y se han contabilizado 27 fallecimientos de personas mayores de 65 años relacionados a la influenza.

Muchas personas se vacunaron contra la gripe antes del inicio de la temporada. ¿Por qué sigue aumentando el número de personas contagiadas? La razón principal es que la vacuna se hizo para un tipo de cepa distinto al que está atacando actualmente, la conocida como la H3N2, aunque eso no significa que las otras cepas –la de influenza tipo A y la H1N1–, no puedan aparecer en cualquier momento.

La gripe que está haciendo estragos en la población de los Estados Unidos continentales, siendo California uno de los estados más castigados, se manifiesta con síntomas más severos que las otras cepas, incluyendo fiebre más alta de lo normal y dolores musculares que pueden ser más intensos.

Los expertos dicen que su punto álgido ya pasó, pero se mantienen en alerta porque la temporada de gripe se termina hasta mayo; por eso siguen aconsejando que, aunque la vacuna solo tiene una efectidad de solo el 34 por ciento, se la apliquen, al menos para reducir la intensidad de los síntomas en caso de enfermarse de gripe. Para encontrar un lugar donde ofrecen vacunas cerca de usted, visite vaccinefinder.org.

Otras medidas de prevención incluyen no frecuentar o estar cerca de personas enfermas de gripe, lavarse las manos constantemente y evitar tocarse boca, nariz y ojos; y si ya tiene gripe, lo mejor es quedarse en casa, tomarse las medicinas que le haya recetado el doctor, cubrirse la boca al toser o estordunar y tomar muchos líquidos, de preferencia agua. EC 

Para más información, visite espanol.cdc.gov

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes