Norma Guerra, Directora de Consejería y Apoyo de Women Alive, asegura que muchas de las mujeres que acuden a los grupos de apoyo de la organización, en su mayoría latinas, no entienden bien el tratamiento que les ha prescrito su médico, no conocen el nombre de la medicina, ni cuántas veces tienen que tomarla al día ni los efectos secundarios asociados. “Nosotros les educamos y les decimos cómo actúa la medicina para impedir que el virus se desarrolle y se duplique”.

Un dato que puede sorprender a muchos es que la posibilidad de que una mujer embarazada transmita el VIH a su hijo es bastante baja, siempre y cuando esté siguiendo un tratamiento médico adecuado. “Menos de un dos por ciento de los bebés cuyas madres tienen VIH nacen con el virus si se toman las medicinas”, afirma esta activista comunitaria que lleva involucrada con el programa más de 5 años.

Gracias a organizaciones como ésta la proporción de mujeres embarazadas con sida que recibe tratamiento médico aumenta cada año.

Women Alive ha ayudado a más de 600 mujeres y niños de bajos recursos desde su comienzo en 1995. Para más información acerca de los programas que ofrecen, llame al (323) 965-1564 o visite la página web de la organización www.women-alive.org.

 

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes