a combatir las grasas
A combatir las grasas

Aceptémoslo, la cocina latina es deliciosa… pero también suele tener demasiada grasa. ¡Taquitos, gorditas, carne, flautas, etcétera…! Todo lleva muchísima grasa.

Para darse cuenta de nuestros malos hábitos alimenticios y nuestro exceso de grasa en la comida basta con ver que la comunidad latina tiende a estar en el top de grupos con más sobrepeso.

 

Necesitamos grasas, pero no tantas

El doctor José Martínez, vocero de la Asociación Americana del Corazón, explicó que el cuerpo humano necesita grasas, pero no tantas como solemos consumir.

“La dieta tradicional hispana contiene gran cantidad de alimentos con mucha grasa nociva. Sabemos también que el hispano tiende a tener sobrepeso y obesidad más que otros grupos, y la obesidad, conduce al aumento del riesgo de enfermedades del corazón”, dijo.

 

Grasas Nocivas

Los ácidos grasos se encuentran en muchos alimentos, especialmente en productos como panes y comidas fritas tales como papitas, pollo, pollo empanizado (chicken nuggets) y pescado empanizado; botanas (snacks) y otras comidas preparadas con aceites vegetales parcialmente hidrogenados o margarina.

Las grasas saturadas provienen principalmente de animales, como carne de res con grasa, oveja, cerdo, pollo con piel, manteca de cerdo, manteca de res, crema, mantequilla, queso y otros productos lácteos preparados con leche entera o reducida en 2%.

 

Grasas “Buenas”

Las grasas monoinsaturadas se encuentran en los aceites de oliva, canola, cacahuate y aguacate, entre otros; las poliinsaturadas se encuentran mayormente en aceites vegetales como de soya, maíz, cártamo (safflower) y girasol; en pescados con grasa (salmón, atún, trucha), así como en cacahuates y algunas semillas.

 

Otros datos de interés

  • Todas las grasas tienen el mismo número de calorías: cada gramo de grasa contiene 9 calorías.
  • La etiqueta de “sin ácidos grasos insaturados o trans” no significa que las comidas sean saludables, ya que éstos alimentos aun pueden contener grasa saturada y tener muchas calorías.

Básicamente tiene que cuidar lo que come. Trate de ingerir alimentos saludables y disminuya las raciones de “comida rápida”.

Aunado a esto, incremente su actividad física de manera que pueda reducir los riesgos de enfermedades del corazón y, por ende, pueda disfrutar de una larga y saludable vida.

 

(1) Fuente: Heart Disease and Stroke Statistics – 2007 Update.

Esta columna no pretende sustituir los consejos que solo un especialista puede brindarle. Consulte con su médico. Si desea más información sobre esta campaña visite https://www.AmericanHeart.org/FaceTheFats

Para comentarios [email protected] ó 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles