Los casos de tos ferina en el Condado de San Diego son seis veces más que los del año pasado, por lo que las autoridades de salud recomiendan vacunarse

Todavía no es ni la mitad del año y las cifras de casos de tos ferina lucen alarmantes en el Condado de San Diego. De acuerdo a un reporte de la Agencia de Servicios de Salud local, el número de casos registrados hasta el momento es de 298, seis veces más que los que se reportaron el año pasado, cuando ese número llegó a 53 en el mismo periodo de tiempo.

Se habla de tos ferina cuando, después de una o dos semanas de tos y moqueo, se llega a una etapa de accesos de tos intensos acompañados típicamente de una especie de silbido, y fiebre. Si bien la tos ferina le puede dar a los adultos, son los niños menores de cinco años los más propensos a contraer la enfermedad.

Hay preocupación entre los padres de familia y el personal de servicios médicos, quienes ven cómo esta condición no retrocede y, en cambio, sigue enfermando a las personas, sobre todo a los niños.

Para prevenir la enfermedad, las autoridades de salud recomiendan a los adultos vacunarse y mantener al día las dosis de vacunas de los niños.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que los niños deben recibir las vacunas en las siguientes edades: 2, 4, 6 y 15 a 18 meses; y luego de 4 a 6 años. En cuanto a los adolescentes y los adultos, se les recomienda aplicarse un refuerzo de esta vacuna.

Los padres pueden llevar a sus hijos con su doctor para que les apliquen las vacunas, pero también pueden acudir a una farmacia donde los vacunarán por un costo. En caso de que los menores no cuenten con un seguro de salud, pueden visitar un centro de salud pública del condado, para una vacuna gratis a un bajo costo.

Para obtener información acerca de la tos ferina y de las clínicas donde pueden obtener las vacunas, visite www.sdiz.org o llame al (866) 358-2966. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes