Conozca las señales para detectar a tiempo los ataques cerebrovasculares, una condición que afecta en gran medida a los hispanos

Mayo es el mes de concientización sobre los ataques cerebrovasculares, un mal que ataca principalmente a las mujeres, los hispanos y los afroamericanos, y que de acuerdo a las estadísticas son la cuarta causa de muerte en Estados Unidos.

“Es importante que los grupos en riesgo comprendan cómo disminuir la probabilidad de sufrir un ataque cerebrovascular “, dijo Sharon Januchowski, vicepresidenta ejecutiva de la National Stroke Association. “Las mujeres, los hispanos y los afroamericanos necesitan ser conscientes de los signos que advierten de un ataque y manejar activamente los factores de riesgo que son controlables”.

Un ataque cerebrovascular es un ataque al cerebro que tiene lugar cuando un coágulo bloquea una arteria o cuando se rompe un vaso sanguíneo y se interrumpe la circulación sanguínea en una parte del cerebro. El primer paso para prevenirlo es identificar si se cuenta con factores de riesgo controlables y no controlables para empezar a manejarlos.

Un ataque cerebrovascular constituye una emergencia. Es posible brindar tratamiento si la persona llega al hospital a tiempo. Reconocer los signos de advertencia puede resultar fácil si recordamos actuar FAST:

F=FACE (cara). Pídale a la persona que sonría. ¿Tiene un lado de la cara caído?

A=ARMS (brazos). Pídale a la persona que mantenga ambos brazos alzados. ¿Uno de los brazos se desvía hacia abajo?

S=SPEECH (habla). Pídale a la persona que repita una oración simple. ¿Suena diferente de lo habitual?

T=TIME (tiempo). Si observa alguno de estos signos (de forma independiente o todos juntos), llame de inmediato al 9-1-1.

Los síntomas del ataque cerebrovascular incluyen:

• Adormecimiento, entumecimiento, hormigueo o debilidad en una mitad de la cara, brazo o pierna (especialmente en un lado del cuerpo) de comienzo súbito

• Confusión, dificultad para hablar o entender el habla de otros de comienzo súbito

• Dificultad con la visión en uno o ambos ojos de comienzo súbito

• Dificultad súbita para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación

• Súbito dolor de cabeza severo, sin causa conocida. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes