Existe un mayor riesgo de uso indebido de medicamentos recetados por quedarse en casa, pero hay formas de evitarlo

Para frenar el avance del coronavirus todavía se sigue pidiendo a la gente que se queden en casa lo más que puedan, pero esto también puede provocar un mayor riesgo de abuso potencial de medicamentos recetados o que estos caigan accidentalmente en las manos equivocadas, como las de los niños.

Según la Encuesta nacional de 2018 sobre el uso y abuso de drogas, más de 9.9 millones de estadounidenses abusan de medicamentos recetados. Además, más del 70 por ciento de las personas que usan analgésicos recetados de forma ilegal los obtienen a través de sus amigos o familiares, incluso a través del botiquín casero.

Para ayudar a las personas en el hogar a prevenir el abuso de medicamentos recetados, Susan Peppers, vicepresidenta de práctica farmacéutica de Express Scripts, comparte los siguientes consejos.

Mantenga las medicinas bien resguardadas y fuera del alcance de los niños. Los medicamentos deben almacenarse en un área cerrada, fuera del alcance de los niños, con narcóticos y otras drogas potencialmente adictivas almacenadas en otro lugar seguro. Si esto no es una opción, se debe agregar una cerradura al botiquín y guardar la llave en un lugar seguro.

Tener un control de los medicamentos que tiene en casa. Se recomienda mantener una lista de los medicamentos almacenados en el hogar, especialmente para las personas con potencial de abuso. Esa lista debe incluir el nombre del medicamento, el nombre del médico que lo recetó, la dosis y sus posibles efectos secundarios. Las cajas de pastillas con divisores para los medicamentos de cada día también son una buena manera de rastrear el uso.

No comparta medicamentos. La medicación prescrita a un individuo no es para nadie más, incluso si esa persona muestra síntomas similares. No solo es ilegal compartir medicamentos con otra persona, sino que podría provocar interacciones peligrosas con medicamentos y efectos secundarios graves debido a posibles alergias y dosis incorrectas, entre otras razones. Si un individuo ha tomado medicamentos que no le fueron recetados, debe comunicarse con su médico.

Deseche las drogas no deseadas adecuadamente. Las personas deben seguir instrucciones específicas de eliminación en la etiqueta, si se proporciona. De lo contrario, pueden consultar la Lista de Desecho de la Administración de Alimentos y Medicamentos para ver si pueden tirar el medicamento por el inodoro. Si esa no es una opción, las personas pueden mezclar el medicamento con una sustancia indeseable como café molido, arena para gatos o aserrín, colocar la mezcla en una bolsa con cierre hermético y tirarla a la basura. Los envases de medicamentos deben ser despojados de toda información personal antes de colocarlos en la basura o reciclarlos.

Las personas pueden visitar el sitio web de la Administración de Control de Drogas para ubicar un sitio de recolección cerca de ellos, como otra forma de deshacerse de los medicamentos recetados de manera segura. EC

Con información de StatePoint

Anuncios de interés en Los Ángeles