Los niños y los adolescentes que navegan en internet pueden encontrar varios beneficios que los podrían aplicar a sus estudios o para enterarse del diario acontecer en el mundo, o simplemente como ventana de entretenimiento sano. Pero también es cierto que podrían verse expuestos a varios peligros, incluyendo ser contactados por potenciales pederastas.

Hay individuos que intentan explotar sexualmente a los niños y que buscan seducirlos poco a poco, ofreciéndoles atención, afecto, bondad y hasta regalos.

El FBI, una agencia federal que investiga delitos cibernéticos, ofrece los siguientes consejos para ayudar a padres de familia y tutores a identificar situaciones que podrían indicar que sus hijos son el blanco de acosadores sexuales en línea:

1. Su hijo pasa demasiado tiempo en línea y navega el internet en la noche. La mayoría de los niños que son víctimas de delincuentes sexuales por internet pasan mucho tiempo en línea, especialmente en salas de chat. Podrían conectarse al internet después de la cena, durante los fines de semana o incluso después de llegar de la escuela, si se encuentran solos. Se conectan para pasar el tiempo “chateando” y a veces buscan información sexual.

2. Encuentra pornografía en la computadora de su hijo. El uso de la pornografía es común en la victimización de los niños. Los delincuentes sexuales generalmente proveen pornografía a sus víctimas potenciales como una manera de entablar una discusión sexual y seducirlos. La pornografía infantil puede ser usada para mostrar que el sexo entre un niño y un adulto es “normal”.

3. Llamadas telefónicas desconocidas. La mayoría de estos delincuentes sexuales por internet buscan hablar con los niños por teléfono. Generalmente participan en el llamado “sexo por teléfono” con los niños y también organizan reuniones en persona para así tener relaciones sexuales. Algunos de ellos incluso han obtenido números gratuitos 1-800 para que sus potenciales víctimas puedan llamarlos sin que sus padres se den cuenta. Otros le pedirán al niño que les hable por cobrar. En ambos casos los delincuentes sexuales pueden obtener el número de teléfono del niño utilizando el identificador de llamadas del teléfono, o “caller ID”.

4. Su hijo recibe correspondencia de gente desconocida. Como parte del proceso de seducción, es común que los delincuentes sexuales manden cartas, fotografías y todo tipo de regalos a sus víctimas potenciales. Estos individuos incluso envían boletos de avión para que el adolecente viaje y se encuentre con ellos.

5. Su hijo se aísla de la familia. Los delincuentes sexuales hacen lo posible para trazar una línea divisoria entre el niño y su familia o para explotar la relación que tiene el joven con sus padres. Ellos acentúan problemas menores que podría tener el niño en el hogar. Los niños también podrían volverse solitarios después de haber sido victimizados sexualmente.

6. Su hijo utiliza una cuenta en línea que pertenece a alguien más. Incluso aunque no cuente con servicio de internet, su hijo podría entrar en contacto con un delincuente sexual mientras está en línea en la casa de un amigo o en la biblioteca. La mayoría de las computadoras ya vienen con software para conectarse a internet. Estos delincuentes sexuales a veces proveen a sus víctimas potenciales cuentas para comunicarse con ellos.

Si sospecha que su hijo es el blanco de un acosador sexual en línea contacte a la policía de su localidad, al FBI o al National Center for Missing & Exploited Children: 1-800-THE-LOST (1-800-843-5678) o visite www.missingkids.com. EC

Información cortesía de Contenido Latino

Compartir

Más artículos de interes