Los riesgos de los niños en el agua

Más de la mitad de los ahogamientos ocurren en la piscina de la casa del niño y una tercera parte ocurre en la casa de los amigos, vecinos o parientes. No obstante, es importante saber que un niño pequeño también puede ahogarse en tan sólo una pulgada de agua. De allí que los niños se encuentren en riesgo dentro de las piscinas, tinas, baldes, inodoros y balnearios. Este tipo de accidente ocurre en pocos segundos, típicamente cuando el niño se deja desatendido o durante un pequeño descuido.

Elimine los peligros

La campaña nacional Safe Kids recomienda a los padres supervisar siempre a los niños cuando están alrededor de los cuerpos de agua, así tenemos algunos consejos:

1. Vacíe todos los objetos que contengan agua después de su uso y guárdelos boca abajo y fuera del alcance de los niños.
2. Esté atento de las llaves de agua que estén abiertas.
3. Mantenga cerradas las tapas de los inodoros, así como las puertas de los baños y lavanderías.
4. No deje a los niños zambullirse en el agua a menos que hayan aprendido las técnicas de nado y que un adulto esté presente.
5. Dígale a los niños que nunca corran, se empujen o salten sobre otros cerca del agua.
6. Los niños deben usar siempre chalecos salvavidas aprobados por el Servicio de Guardacostas.
7. Los flotadores inflables que se colocan en los brazos no son verdaderos salvavidas.
8. Instale una cerca alrededor de la piscina y enséñele a su niño que nunca debe ir cerca de la piscina sin la compañía de un adulto.
9. Indague cuál de los amigos de sus hijos y vecinos tienen piscina. Asegúrese de que su niño estará supervisado por un adulto cuando visite estos sitios.
10. Los adultos y niños mayores de 13 años deben aprender procedimientos de respiración artificial y reactivación cardiaca (CPR).

Aprender a nadar

Aunque usted no posea una piscina en su casa o en el lugar donde habita siempre es bueno que los integrantes de la familia aprendan a nadar. De esa manera adquieren las habilidades para desenvolverse con facilidad en el agua, al tiempo que se ejercitan y ponen en forma. Inscriba a los niños en clases de natación y si usted tampoco sabe, inscríbase con sus niños. Será muy divertido. Los costos no deben representar ningún problema porque el YMCA ofrece durante todo el año estos cursos a precios módicos. Diríjase al más cercano y pregunte por la membresía familiar cuyo módico costo lo alentará a pertenecer a esta institución. También pregunte sobre los especiales de seis meses y de un año.

Si desea más información visite www.safekids.org, www.ymcala.org.

Compartir

Más artículos de interes