He aquí algunas sugerencias:

1. Haga que la lectura sea un placer. Léales historias en un lugar cómodo y muéstreles que es divertido.

2. Muestre entusiasmo al leer. Lea la historia con expresión y hable como lo harían los personajes. Cuando los niños disfrutan esta actividad crecerán amando los libros y se sentirán ansiosos de aprender a leerlos.

3. Lea frecuentemente a sus hijos. Dedique una hora para leerles cada día.

4. Lea diferentes tipos de historias, poesía y rimas. Lean juntos revistas y periódicos.

5. Cuando les lea comente sobre lo que sucede en la historia. Ayúdelos a establecer relaciones entre el texto y las ilustraciones y a relacionar la historia con sus propias vidas.

6. Estimúlelos a que exploren los libros. Conforme crecen sus hijos, coloque los libros donde ellos los puedan alcanzar.

7. Léales una y otra vez sus libros favoritos.

8. Haga una colección de libros. Busque libros en librerías, ventas de garaje, librerías de libros usados y ventas de biblioteca.

9. Al leer apunte las letras y haga que sus hijos las nombren. Pida a sus hijos que escuchen las palabras que comienzan con el mismo sonido y que las digan en voz alta.

10. Escuche a sus hijos mientras leen. Hágales saber que se siente orgulloso de lo que están aprendiendo.

Estas sugerencias fueron proporcionadas por Partnership for Reading en colaboración entre el Instituto Nacional de Alfabetismo, el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano y el Departamento de Educación de los Estados Unidos.

Información cortesía de Featurettes

SHARE

Más artículos de interes