Para pasar mejor los días en casa debido a la pandemia, hacen falta actividades divertidas para ayudar a los niños a que no se aburran 

Con las escuelas cerradas por el coronavirus, los niños son los que más sufren por la falta de actividades. Está bien que estudien y se mantengan al día en internet, pero también necesitan otro tipo de actividades que se pueden hacer sin tener que salir de casa.

Estas cinco actividades no solo ayudan a los pequeños a mantenerse entretenidos, sino que también hacen que los padres se involucren. Pueden ser cosas sencillas, pero la interacción y el entusiasmo pueden hacer la diferencia.

1. Juegos de mesa. Esta es una gran oportunidad para reunirse en familia y jugar los clásicos y otros nuevos juegos de mesa, desde el popular Monopoly (que ahora viene en ediciones especiales), hasta el ajedrez, las damas chinas o, para darle un toque latino, el juego de la lotería.  

2. Escondidillas. Esta es la versión latina de lo que en inglés se conoce como ‘hide-and-seek’. El juego se puede realizar dentro de casa y es muy divertido para los niños pequeños.

3. Videojuegos. En vez de dejar a los niños con el teléfono jugando solos, una idea mejor es elegir videojuegos apropiados para edades pequeñas pero que toda la familia pueda participar; hay algunos que se conectan a la televisión de la sala y que tienen versiones para saltar, bailar y hacer otras actividades divertidas.

4. Tiendas y fortalezas. Juegue con sus hijos a construir fortalezas en la sala de su casa. Pueden utilizar todo lo que encuentren a su alrededor, como cajas, bloques de madera o cojines. Otra idea que le encantará a sus hijos es levantar una tienda de campaña en el patio o jardín.

5. Rompecabezas. Armar rompezabezas es entretenido y ayuda a los niños chicos y grandes a agudizar su agilidad mental. Hay rompecabezas sencillos o de muchas piezas y puede elegir de acuerdo a la edad de los pequeños. EC