• Actualmente, la Campaña Nacional para la Prevención de Embarazos Indeseados, calcula que el 53% de las latinas se embarazan por lo menos una vez antes de cumplir los 20 años; en comparación con 3 de cada 10 a nivel nacional.

• Un nuevo estudio de esta misma organización muestra que la tasa de maternidad entre las latinas de 15 a 19 años aumentó en 16 de los 37 estados que reportaron información.

Un embarazo no planeado genera cambios importantes en la vida de los futuros padres en cualquier etapa de su vida, pero estos cambios son drásticos cuando hablamos de padres adolescentes. En la mente de un adolescente, un embarazo interfiere con todas las expectativas inmediatas y a largo plazo y la inmadurez y el miedo bloquean en muchos casos, la capacidad de análisis.

La tarea de los padres
• Es indispensable que los padres tengan en cuenta que la educación y la comunicación, son las únicas armas con las que pueden evitar que un embarazo indeseado y a destiempo trunque las aspiraciones de sus hijos.

• Es necesario advertirles y sin rodeos, que las relaciones sexuales, como todos los actos humanos, generan consecuencias.

• Es preciso que los padres les expliquen a sus hijos que el sexo implica mucho más que una urgencia hormonal y que amerita un alto nivel de responsabilidad.

• Como padre, debe transmitirles los valores y las enseñanzas que cree que deben conservar.

• Comuníquese con sus hijos, usted es su mejor maestro y juntos pueden alcanzar las metas con las que sueñan.

• Comience a hablar con sus hijos sobre sexualidad. Hágalo frecuentemente y a una edad temprana. De esta forma, cuando llegue el momento de entrar en detalles, será menos incómodo para ambos.

• No deje de supervisar las actividades de sus hijos, especialmente cuando están creciendo y están dejando atrás la niñez. Pueden reaccionar negativamente, pero si usted se muestra justo y tranquilo, ellos llegarán a comprender que lo que usted desea es protegerlos.

• Esté atento a lo que los chicos ven y oyen a través de los medios de comunicación, ya que en éstos abundan mensajes que pueden confundir y perjudicar a los jóvenes. Manténgase actualizado con la información que recibe su hijo y esté listo para aclararle cualquier mensaje.

Información cortesía de La Columna Vertebral de La Red Hispana
 
¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

SHARE

Más artículos de interes