Los estudios han demostrado que alrededor del 70 por ciento de los niños entre 11 y 14 años usan teléfonos celulares. En mi caso, nuestro hijo de 10 años nos ha perseguido a mi esposa y a mí por meses para obtener su propio teléfono.

Mi primera reacción fue: “de ningún modo”. Pero después de investigar, descubrí por qué tantos padres finalmente ceden. A continuación, algunos pros y contras de darle a su preadolescente un teléfono, y algunas medidas de seguridad que puede tomar:

Seguridad. A quien se le haya ponchado un neumático del auto o se pierde es testigo de las ventajas de seguridad que brindan los teléfonos celulares. Por otra parte, a menos que instale programas de control, su hijo podría acceder a contenido inapropiado o ser más vulnerable a conductas de intimidación o depredadores.

Gastos. El uso del teléfono celular, incluso las llamadas, mensajes de texto, navegación web y descargas de aplicaciones pueden ser sumamente costosos. Tiene dos opciones de pago:

Plan prepago – compra minutos “según el uso”. Los planes varían mucho en términos de tarifas y costo del minuto y mensajes de texto. Ventajas: No existe un contrato de servicio preestablecido; puede conocer exactamente la cantidad de minutos que se utilizan. Desventajas: Por lo general no se pueden aplicar controles para padres; los teléfonos son más costosos que aquellos con un plan de servicio con contrato.

Plan familiar – en ocasiones es más accesible agregar un teléfono a su plan existente. Algunos planes permiten llamadas/mensajes de texto ilimitados entre amigos y familiares o aquellos que utilizan la misma compañía. Ventajas: Por lo general son más accesibles si sus niños hacen muchas llamadas/mensajes de texto; la mayoría permite aplicar controles para padres. Desventajas: Los controles pueden tener un costo adicional; algunos planes no permiten aplicar límites de uso, de modo que los niños indisciplinados podrían hacer que aumente la facturación; sujeto a contrato de servicio.

Control de los padres. Una de las mejores maneras de proteger a sus niños es suscribiéndose al plan de controles de su compañía. Las características del plan varían considerablemente, pero compárelas al adquirir la función:
Costo (puede ser gratis o hasta $4.99 por mes).

Capacidad de limitar los minutos del teléfono y mensajes de texto.

Permite llamadas de emergencia, incluso habiéndose excedido del uso mensual.

Limita y/o bloquea descargas de entretenimiento (ringtones, música, videos costosos/inapropiados, etc.)

Bloquea sitios web de contenidos para adultos en teléfonos con internet.

Restringe el uso durante un periodo del día (por ejemplo, durante las horas de escuela o por la noche).

Bloquea las llamadas/mensajes de texto de números específicos o desconocidos (ayuda a evitar acoso, intimidación y contacto inapropiado).

Rastrea la ubicación física de su hijo (se requiere un teléfono con GPS y generalmente cuesta entre $5 y $10 por mes).

Los programas de control por lo general no están disponibles para planes prepagos. Debido a que ninguna herramienta de filtro es totalmente infalible, es importante que converse sobre temas de seguridad con sus hijos. Haga que se sientan seguros de acudir a usted si tienen preguntas o que le cuenten de cualquier contacto inapropiado que reciban.

No todos los niños están preparados para la responsabilidad que implica un teléfono celular. Establezca reglas y esté preparado para suspender privilegios si se extralimitan, por ejemplo, si no cumple con las normas escolares, no cumplen con los horarios o el límite de uso, si intimidan a otros, si pierden o dañar el teléfono repetidamente, etc. Haga que den parte de su mesada para contribuir a pagar la factura.

Con mi hijo, no es una cuestión de “si puedo” sino más bien “cuándo puedo”. Y cuando sea el momento apropiado, él correrá con los gastos del teléfono y de agregar una línea a nuestro plan familiar. Esto, por supuesto, también le permitirá perseguirme a la distancia cuando quiera tener algún artículo de última moda.

 

Jason Alderman | dirige los programas de educación financiera de Visa

Compartir

Más artículos de interes