El contacto permite que se propaguen

Las escuelas y los centros de cuidado diario son lugares propicios para la transmisión de estos insectos entre los niños. Debido al continuo contacto físico de los pequeños en la escuela, por ejemplo a la hora del recreo, se dan las condiciones propicias para que los piojos de un niño infestado pasen de una cabeza a otra. Otras formas de propagación son a través de la ropa, gorras, peines, cepillos, auriculares u otros objetos personales como almohadas, cobijas o toallas.

Tómelo en cuenta

Los piojos adultos rehuyen la luz, por lo que se alojan principalmente detrás de las orejas y en la nuca. Por tal motivo, éste es el primer sitio donde se debe buscar una vez que sospeche que el niño pueda tenerlos. Una vez que usted haya reaccionado ante el hecho de que su niño ha sido infestado, viene la tarea de adquirir el producto para eliminarlo, así como revisar y limpiar a conciencia el cabello del niño. Operación que deberá repetir varios días después para cerciorarse de que los insectos han sido eliminados completamente.

Despejando dudas

1. Los piojos no son transmitidos por las mascotas.

2. Los productos que expenden en las farmacias ayudan a eliminar estos insectos con suma facilidad. Elija aquellos que contengan permethrin o pyrethrins. Se aconseja que durante los siguientes 10 días revise cuidadosamente la cabeza del niño cada noche.

3. En algunos países los maestros recomiendan a los padres que el niño permanezca en su casa mientras hasta que el insecto desaparezca totalmente del cabello. En los Estados Unidos, en algunas escuelas o centros de cuidado diario avisan no solo a los padres de los niños infestados, sino a todos los integrantes del salón de clases para que todos los padres estén alertas.

4. En caso de que su niño sea víctima de esta plaga, es necesario que revise a todos los miembros de la familia, así como lavar con agua caliente la lencería; también, cerciórese de revisar y desinfectar los sitios donde haya podido estar acostado el niño.

5. Es aconsejable que informe a los padres de los amigos de su niño, con los que ha pasado horas jugando.

Recuerde que infestarse de estos insectos no necesariamente significa falta de aseo personal; aunque se recomienda que vigile las costumbres de higiene de los pequeños. EC
 

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes