Alicia G. de Angela | 25 de enero de 2013

El chef Aquiles Chávez ha conquistado a miles de personas con su simpatía, su desparpajo delante de las cámaras y claro está, su buen hacer delante de los fogones. Ahora, y muy en línea con su defensa de los buenos hábitos alimenticios, ha puesto sus dotes culinarias al servicio de los más pequeños para luchar contra la obesidad infantil, causante en muchos casos de la diabetes.

Para ello, el protagonista de “El Toque de Aquiles” acudió el pasado 17 de enero al hospital White Memorial Medical Center del este de Los Angeles, y demostrar una vez más que comer sano es fácil.

Armado con una cuchara, una batidora y sus queridos aguacates mexicanos, el chef Aquiles invitó a varios niños del programa HELP, una iniciativa que promueve estilos de vida saludables, a realizar en vivo varias recetas en la cafetería del hospital. Un helado de aguacate con plátano y varias ensaladas de frutas fueron las creaciones de este peculiar equipo de aprendices de cocina, que no dejaban de sorprender al público con su entusiasmo y agilidad a la hora de preparar las recetas. Algo que tampoco pasó desapercibido al chef Aquiles.

“Para mí lo más importante es que los niños disfruten cocinando, y lo hagan con alimentos saludables, nada de congelados ni precocinados. Por eso yo abogo por una vuelta a la cocina tradicional, porque si tenemos una sociedad sana tendremos una sociedad feliz”, afirmó el chef mexicano ahora afincado en Houston, Texas.

El popular chef continuó hablando del alarmante crecimiento de la obesidad en la población latina, y de sus consecuencias a futuro. “La obesidad es la madre de otros problemas como la diabetes tipo II, por eso yo me he enganchado a este proyecto de salud con niños, para atacar al problema cuando todavía se está a tiempo”.

Un buen ejemplo de lo importante que es empezar a cuidarse pronto es el caso de Malaquías Cruz, un joven de 13 años del este de Los Angeles, que gracias al programa HELP ha dejado de tener sobrepeso. “Aquí me han enseñado a comer bien y sobre todo a dejar de lado las grasas y las sodas. Y ahora estoy aprendiendo a cocinar gracias a demostraciones como la del chef Aquiles. Solo espero que esto llegue a muchos más niños”. Un deseo, que gracias a iniciativas como ésta, se está haciendo realidad en la comunidad latina. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes