El continuo crecimiento en San Diego de la industria de los camiones o loncheras que venden comida será pronto interrumpido por nuevas y más estrictas normas

Una nueva normativa ha sentado como una patada donde más duele a los vendedores ambulantes, quienes ahora temen por sus negocios, pero que sin embargo se antojaba más que necesaria. Hablamos de que, hasta ahora, no existía ninguna regulación hacia estos camiones que venden comida y que se conoce popularmente como loncheras, los cuáles servían todo tipo de comida en cualquier lugar sin importar que fuese una propiedad privada o una zona comercial. Esta actividad ahora se verá sujeta a la obtención del permiso necesario, cuyo valor oscila entre 491 y 935 dólares, dependiendo de la zona.

La efectividad de la norma se podrá empezar a comprobar desde abril, cuando se deshabilitará de sus actividades a los camiones situados en Gaslamp Quarter, Little Italy y algunos tramos de la costa. Además, quedarán totalmente prohibidas las operaciones, por parte de estos puestos de comida ambulantes, en aquellas zonas con mayor concentración de población en altas horas de la noche.

Las reacciones por parte de los propietarios de estas loncheras en San Diego no se han hecho esperar, sin embargo, nada que se haya concretado en una demanda oficial.

Mucho tiene que ver en esto a lo que refería el concejal del Distrito 3 de San Diego, Todd Gloria. Y es que, de hecho, estas loncheras en San Diego están operando de manera ilegal en la actualidad, aprovechando los vacíos legales al respecto. Es por eso que Gloria no acepta que haya gente que tilde a la nueva normativa como discriminatoria, a esas personas el funcionario “anima a leer la ordenanza”.

También a favor de la normativa están los propietarios de restaurantes en la zona, quienes se quejan amargamente de la diferencia de tasas que ha existido durante todo este tiempo entre quien posee un restaurante o quien tiene un camión ambulante. Y es que, al final de todo, también es competencia. EC

Compartir

Más artículos de interes